Cómo hacer un batido de fresa sin yogur

Escrito por beth rifkin | Traducido por nieves fragola
Los batidos de fresa son fáciles de preparar sin yogur.

Ya sea que estés intentando perder peso o simplemente quieras disfrutar de un convite cremoso que a la vez sea saludable, los batidos de fresa son la respuesta, incluso cuando no consumas yogur. Además de ser naturalmente dulces y deliciosas, las fresas son una excelente fuente de vitamina C, fibra, potasio, ácido fólico y antioxidantes. Si agregas fresas a los batidos, puedes disponer de un desayuno, merienda, o incluso un sustituto de comida que te brinda saciedad y plenitud de manera rápida y fácil. Los batidos de fresa sin yogur son fáciles de preparar.

Lava y corta los tallos de los seis fresas grandes frescas y maduras. Coloca estas en la licuadora.

Rebana un plátano pequeño y coloca las rodajas en la licuadora con las fresas.

Vierte en la licuadora 1 taza de leche reducida en grasas, o si prefieres, leche de soja.

Agrega 1 cda. de mantequilla de maní en la licuadora.

Añade de tres a cinco cubitos de hielo.

Coloca la tapa a la licuadora y mezcla los ingredientes a velocidad alta.

Detén la licuadora cuando los ingredientes estén completamente mezclados. Vierte el batido en un vaso alto y disfrútalo.

Consejo

Agrega al batido harina de avena cocida o suero de leche en polvo para una mayor dosis de proteínas y nutrientes.