¿Por qué usar barras de flexiones?

Por lo general, las flexiones de brazos (pushups) se realizan con las manos en el suelo, pero con unas barras o tiradores puedes obtener un par de beneficios en tu entrenamiento. Por ejemplo, si sufres de dolor de muñeca, este elemento te permite realizar el ejercicio sin dolor y, además, su uso te permite bajar más cerca del suelo, aumentando cuán fuerte tus músculos trabajan.

Barras de flexiones vs. manijas

Existen varios tipos diferentes de equipos que están diseñados para flexiones de brazos. Por ejemplo, una barra de flexiones es una estructura que se coloca en el suelo en donde planeas colocar tus manos, cuenta con una única barra perpendicular a tu cuerpo que, al agarrarla, las palmas estén enfrentadas a tus pies. Por otra parte, las manijas son normalmente dos piezas separadas que debes agarrar con tus manos; estas te permitirán cambiar la dirección de tus muñecas de manera que las palmas se enfrente entre sí o a los pies a la hora de realizar el ejercicio.

Liberar tensión en las muñecas

Cuando haces flexiones sin los elementos mencionados anteriormente, debes colocar las palmas de tus manos en el suelo, obligando la hiperextensión extrema en tus muñecas, lo cual puede conducir a problemas y dolor en los nervios. Sin embargo, cuando utilizas las barras o las manijas de flexión, las muñecas mantienen una posición neutral. Los músculos de los antebrazos deben trabajar más duro para mantener las muñecas y evitar que el cuerpo se caiga, pero aún así estarán en una posición más segura.

Aumentar el trabajo de pecho

Usando las barras o las manijas puedes bajar más cerca del suelo; esto aumentará cuán fuerte trabajan tus músculos del pecho. Con tus manos en el suelo, tu torso bajará hasta el piso mucho antes que cuando realices el ejercicio utilizando las barras o manijas, lo cual elevará tu cuerpo. Las articulaciones de tus brazos deben realizar un grado mayor de abducción horizontal, lo cual significa que se abrirá más hacia los lados.

Consideraciones de seguridad

Cuando haces flexiones con una barra o con las manijas, puedes aumentar la participación de los músculos de tu pecho debido a que realizas una abducción horizontal en tus hombros en un mayor grado; pero ten en cuenta que esta abducción extrema puede colocar mucha tensión en las articulaciones de tus hombros. Asimismo, puede conducir a una inflamación en tu hombro, en donde el rotador, el bícep y las vías neuronales se comprimirán entre el húmero y la escápula. Además, cuando bajes hacia el suelo, estos huesos también se comprimirán. Por estas razones, ten presente que cuanto más estires tus hombros, más grande será el riesgo de que las estructuras en tus hombros se pincen.

Más galerías de fotos



Escrito por kim nunley | Traducido por stefanía saravia