Cómo usar las barras de descanso

Las barras de descanso son los manillares adicionales en la parte delantera de las bicicletas a contrarreloj o de triatlón, que permiten una posición mucho más aerodinámica para un ciclista que busca el máximo rendimiento. Las barras de descanso fueron utilizadas por primera vez con gran éxito por Greg Lemond en el Tour de Francia 1989 y desde entonces se han vuelto omnipresentes en las carreras de bicicleta de corta distancia. Montar unas barras de descanso de acero en tu bicicleta puede aumentar el rendimiento que necesitas para mejorar tu tiempo en una carrera de ciclismo de corta distancia.

Usarlas o no usarlas

Las barras de descanso no son ideales para paseos más largos debido a que la posición de conducción no es tan cómoda como la de las barras regulares. La eficacia de pedaleo ideal y la aerodinámica, sin embargo, pueden proporcionar una ventaja seria para los ciclistas que buscan mejorar sus tiempos de sprint. Montar barras de descanso a tu bicicleta de corta distancia te permitirá llevar tu torso más cerca de la parte superior del tubo de la bicicleta o la barra transversal, que proporciona una reducción sustancial del viento cuando estás en movimiento rápido. La mayoría de las bicicletas pueden ser equipadas con barras de descanso extraíbles para que puedas decidir cuándo usarlas y cuándo sacarlas para ahorrar peso en la bicicleta.

Adjuntarlas

Para montar las barras de descanso a tu bicicleta, necesitarás de 2 a 3 centímetros de espacio a cada lado en donde se une a la barra. La mayoría de las barras de descanso desmontables saturarán directamente a la barra usando un perno hexagonal, y pueden ser apretadas y aflojadas con una llave Allen. Las barras de descanso constan de dos coderas y dos barras rectas que se extienden en paralelo a la parte superior del tubo en el centro de tu manillar. Asegúrate de que las barras se fijen sin inclinación para que los brazos queden paralelos al suelo. Algunas barras de descanso vienen integradas en un conjunto de manillar de estilo megáfono para bicicletas de contrarreloj y se pueden montar directamente a la bicicleta. A diferencia de barras de descanso de estilo clip, tendrás que volver a colocar los cables de los frenos y palancas de cambio para utilizarlas.

Posiciónalas

La correcta posición de la bicicleta es esencial para las barras de descanso para mejorar tu eficiencia. Hay dos grandes ángulos en una barra de descanso correctamente ajustada. Tu torso y tus piernas deben estar aproximadamente a 90 grados una de la otra para la eficiencia adecuada, incluso cuando estás utilizando las barras de caída normales. Cuando inclinas tus barras de descanso, debes formar un segundo ángulo de 90 grados entre los brazos superior e inferior. Tener los brazos fijados a un ángulo de 90 grados baja tu torso y reduce la resistencia del viento a través de tu pecho, pero mantienes el ángulo de tu cuerpo que es lo mejor para transferir la energía a los pedales. Haz que un profesional coloque las barras, ya que la posición es difícil de determinar, especialmente para los conductores principiantes.

Usa las barras

El mejor momento para utilizar tus barras de descanso es cuando te encuenstras en las secciones planas o en bajadas pronunciadas. Aquí es donde su bicicleta alcanzará velocidades más altas y un alto nivel de resistencia al viento. Al llegar a una cadencia de pedaleo constante, quita las manos del manillar y coloca los codos en las barras de descanso, agarrando el manillar aerodinámico cerca de la parte frontal. Mantén el cuello y los hombros relajados e inclina tus ojos para poder ver. En esta posición, el torso debe estar mucho más bajo que cuando estás usando tus gotas, lo que te da perfil aerodinámico inferior. Cuando estás subiendo a velocidades más bajas, no necesitas usar las barras de descanso, ya que la resistencia del viento será mucho menor. Mantén el control de tu bicicleta usando tu posición normal de conducción.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por juan ignacio ceviño