Barras de desayuno saludables para los niños

Una barra de desayuno es una forma rápida y fácil para que los niños coman al desayuno, pero el valor nutricional de las barras comerciales es a menudo cuestionada por los padres y los expertos en salud. Según Kaboose, muchas de estas barras envasadas ​​tienen mucha azúcar, no contienen fruta real y no están hechas con granos enteros como muchas dicen tener. Sin embargo, muchas barras se pueden preparar en casa, para que sean bajas en azúcar y altas en nutrientes, para mejorar el desayuno de un niño.

Barras de mantequilla de maní


Usa la mantequilla de maní para hacer barras.

Según Cooks.com, esta barra de desayuno con mantequilla de maní, plátano y avena proporciona una ración de pan, fruta y proteínas, y la mitad de una porción de lácteos. Los plátanos proporcionan potasio, lo cual es importante para la presión arterial saludable, de acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention. La proteína de la mantequilla de maní, apoya a los músculos sanos, y la avena proporcionan fibra, un nutriente que puede ayudarle a tu hijo a sentirse lleno hasta la hora del almuerzo. Para preparar las barras, tritura dos plátanos y combina con una taza de avena seca, 2/3 taza de leche en polvo, 1/4 taza de mantequilla de maní, 4 cucharaditas de miel, 1 cucharadita de polvo de hornear, bicarbonato y canela y 2 cucharaditas de vainilla. Extiende la mezcla sobre una bandeja de hornear engrasada y hornea a 350 grados (176° C) durante 20 a 25 minutos. Esta receta es para cuatro hijos.

Barra de damasco y nueces de nogal


Usa los damascos y miel para endulzar.

Con sólo miel y frutos secos para endulzarlas, las barras de damascos y nueces de nogal con perfectas para un desayuno nutritivo. Para preparar las barras, hornea tres tazas de hojuelas de avena y 1/2 taza de nueces picadas a 350 grados durante ocho a 10 minutos. Luego mezcla con tres tazas de cereal de grano inflado sin azúcar, dos tazas de damascos secos picados, 1/4 taza de harina para todo uso y 1/2 cucharadita de sal. Por separado haz un puré con 12 oz (340 g) de tofu con un huevo, 1/2 taza de aceite de canola, una taza de miel, 1 cucharada de extracto de vainilla y 2 cucharadas de ralladura de limón. Coloca la mezcla de avena en la mezcla de tofu y extiende sobre una bandeja para hornear grande que hayas engrasado. Hornea a 350 grados (176° C) durante 35 a 40 minutos. Las 16 porciones en esta barra ofrecen una buena dosis de fibra que ayudará a mantener la digestión normal de tu hijo. Además, las vitaminas en los damascos promueven una inmunidad saludable, y las grasas saludables en las nueces mantienen el colesterol de tu hijo en los niveles deseables.

Barras muesli


Mezcla manzanas secas dentro de las barras para aumentar los nutrientes.

De acuerdo con Mayo Clinic.com, estas barras hechas con muesli son saludables y portátiles y son un buen desayuno para los niños y adultos. Las barras contienen frutos secos, que son importantes para la salud del corazón, y las manzanas, que aumentan el consumo de fibra y ayudan a tu hijo a mantenerse lleno durante toda la mañana. Para hacerlas, combina 2 1/2 tazas de avena cruda, 1/2 taza de harina de soja, 1/2 taza de leche en polvo sin grasa, 1/2 taza de germen de trigo tostado, 1/2 taza de almendras tostadas en rodajas o nueces picadas, 1/2 taza de manzanas picadas secadas, media taza de pasas y 1/2 cucharadita de sal. A continuación, mezcla una taza de miel oscura, 1/2 taza de mantequilla de maní sin sal y 1 cucharada de aceite de oliva en una cacerola y cocina a fuego medio-bajo hasta que se mezclen, pero no hirviendo. Mezcla 2 cucharaditas de extracto de vainilla y mezcla esto con la avena, mezcla bien. Coloca en un molde engrasado y hornea a 325 grados (162° C) durante 25 minutos. La receta es para 24 porciones.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por mariana nonino