Barras Clif y dieta

Examina atentamente el pasillo de alimentos saludables del supermercado o la farmacia: tus sentidos serán asaltados por un paquete brillante, y atractivamente llamado "barras energéticas". Entre los competidores hay una compañía llamada Clif Bar, Inc. un negocio familiar que fue fundado para producir barras nutritivas para atletas e individuos activos. Mientras que las barras energéticas como estas de Clif Bar, Inc, pueden ser un aperitivo rápido y relativamente saludable en un día ocupado, no pueden competir con la nutrición natural de las comidas no procesadas como las frutas y los vegetales.

Historia

En 1986, el CEO de Clif Bar, Gary Erikson fue a un paseo en bicicleta de 175 millas con un amigo. Llevaron barras energéticas para el viaje, pero descubrieron que eran poco apetecibles y poco satisfactorias. Gary se dio cuenta en su "viaje de epifanía" que podía usar su experiencia en horneado para hacer lo que deseaba que fuera un mejor producto. En 1992, Gary debutó con su primera barra energética. Desde entonces, Clif Bar Inc. ha producido varias líneas de barras energéticas incluyendo la Mojo Bar, que combina sabores dulces y salados. Las barras Clif no son vendidas como productos dietéticos. En lugar de esto, la compañía proclama que sus barras son diseñadas para proveer energía sustentable para atletas.

Nutrición

Según la compañía, las barras Clif están hechas con ingredientes orgánicos y naturales incluyendo frutas reales, avena y nueces. Los ingredientes de las barras Clif son libres de pesticidas, y las barras no contienen componentes genéticamente modificados o de bioingeniería. Las barras Clif son compatibles con las dietas veganas y kosher y algunas barras son libres de alérgenos comunes. Las barras Clif originales contienen entre 200 y 300 calorías, 4 a 5 gramos de fibra dietaria y alrededor de 10 gramos de proteína. De todas maneras, las barras también contienen una considerable cantidad de azúcar en formas de jarabe de arroz integral y jugo de caña.

Dieta

Las barras energéticas como las producidas por la compañía de barras Clif pueden ser una parte de un estilo de vida activo. Aunque las barras probablemente no produzcan ningún impulso de energía real, los carbohidratos encontrados en muchas de estas barras evita que el azúcar en tu sangre se bloquee después de ejercicios vigorosos. Los aperitivos igualmente adecuados para después de ejercitarte incluyen la fruta fresca, un vaso de leche, yogur o una rebanada de pan de granos con mantequilla de maní.

Barras energéticas

Según la Food and Drug Administration, que es responsable de la regulación de la verdad en las publicidades, una comida "energética" es aquella que contiene calorías. Mientras tú puedes pensar que una barra energética como la producida por Clif Bar Inc. te dará un impulso extra de energía a lo largo del día, la verdad es que contienen tanta energía como cualquier otro producto con la misma cantidad de calorías. Así que ¿las barras energéticas valen su precio?. La respuesta corta es que las barras energéticas ciertamente no son una parte necesaria en tu dieta, ni te darán ninguna ventaja en tus esfuerzos físicos o en tus intentos de bajar de peso. De todas maneras, proveen una alternativa saludable a las donas en los descansos en el trabajo.

Visión de los expertos

Según la nutricionista Elizabeth Applegate de la University of California at Davis, debes esforzarte por ingerir comidas balanceadas ricas en frutas frescas y vegetales, productos lácteos descremados, carnes magras y otros productos sin procesar. Si tienes que comer un aperitivo mientras corres, una barra energética es mejor que una bolsa de patatas fritas o una barra de chocolate, pero no deben convertirse en una parte regular de tu dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por nuria banus