Barra de flexión vs flexión perfecta

La barra de flexiones y el ejercicio de flexiones (pushups) enfocan a los grupos musculares en tu pecho, así como los músculos tríceps. Cada uno requiere poca o ninguna preparación. Cada ejercicio tiene sus ventajas en términos de cómo lo configures, dónde lo puedes hacer y cómo lo puedes realizar.

Los movimientos varian ligeramente

Para hacer la flexión, necesitas una superficie sólida, tal como un piso. Empieza tumbado boca abajo con las manos alineadas un poco más ancho que el ancho de los hombros. Con las palmas de las manos en el suelo, empújate hacia arriba hasta que los brazos estén completamente extendidos. Mantén la espalda recta y tus abdominales contraídos. Lentamente baja el cuerpo a la posición inicial y repite. Para utilizar la barra de flexiones, coloca la barra de forma segura en el suelo. Arrodíllate y extiende tus piernas detrás de ti. Empújate alejándote de la barra y desciende. Usando el mismo movimiento que la flexión, poco a poco desciende hasta que tu pecho toque la barra y vuelve a subir.

Variaciones en intensidad

La barra de flexiones te permite agarrar algo en lugar de poner tus manos en el suelo, lo que crea tensión en las muñecas. Por el contrario, para aumentar la dificultad de las flexiones, puede que tengas que hacer un puño con las dos manos y presionar tus nudillos contra el suelo mientras haces el ejercicio. La barra de flexiones también permite una mayor amplitud de movimiento en tu hombro; tu pecho puede ir por debajo de donde tienes las manos, mientras que la flexión sólo te permite llevar el pecho al suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por duncan forbes | Traducido por roberto garcia de quevedo