¿Puede la bandeja que usas para hornear galletas afectar su aspecto y sabor?

Según los expertos de Better Homes and Gardens, la bandeja de hornear galletas que escojas puede ayudar cocinar bien o romper tus galletas. Además de reemplazar las bandejas viejas o deformadas, presta atención al material del que están hechas. En particular, las galletas bajas en grasa y sin grasa como merengues son muy delicadas y susceptibles a los accidentes si se hornean en ciertos tipos de bandejas.

Bandejas de aluminio

Según Lauren Chattman, autora de "The Baking Answer Book", las bandejas de aluminio de alta resistencia para hornear son las mejores a la hora de preparar cualquier tipo de galleta. El material reflectante permite que se horneen de manera uniforme sin quemarse en la parte inferior. Esto se debe a que el aluminio espeso conduce mejor el calor que la mayoría de los otros tipos de metal. Si utilizas estas bandejas, coloca láminas de papel pergamino o una almohadilla de silicona para hornear a fin de evitar que se peguen las galletas.

Bandejas con amortiguación de aire

Las bandejas para hornear con aislante y amortiguación de aire por lo general hacen que las galletas queden suaves y de color claro, rara vez se queman y no requieren de papel pergamino o una almohadilla de silicona para evitar que las galletas se peguen. Sin embargo, Carole Bloom, autora del libro "Cookies for Dummies", señala que las galletas cocinadas en bandejas para hornear con aislante y amortiguación de aire con frecuencia quedan pastosas en el centro y pueden tardar más tiempo en cocinarse por completo. Estas bandejas no son idóneas para galletas que deban quedar crujientes en su parte inferior, y debes esperar extender el tiempo de cocción por al menos un par de minutos si las usas.

Bandejas oscuras para galletas

Las bandejas oscuras para hornear por lo general doran la parte de abajo de la galleta demasiado rápido, lo que hace que queden con la parte inferior de color negro y con los bordes demasiado crujientes. Esto se debe a que el color oscuro de las bandejas absorbe el calor del horno, por lo que se calientan más que sus homólogas de aluminio. "The Baker's Dozen Cookbook" recomienda no utilizar este tipo de bandejas. Sin embargo, si son las únicas disponibles, baja la temperatura del horno en 25 grados Fahrenheit y supervisa las cocción de las galletas para evitar que se quemen.

Bandejas antiadherentes

Las bandejas antiadherentes para hornear no necesitan ser lubricadas ni llevar un revestimiento, lo que las hace más convenientes sobre otros tipos de bandejas. Sin embargo, pueden ser una mala elección para las galletas que deben ser finas y crujientes. Estas bandejas no permiten que la masa se ​​extienda tanto como en las bandejas para hornear que se engrasan o a las que se les debe poner un papel para hornear, generando una galleta más redondeada parecida a un pastel.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por mary gomez