Cómo usar un banco para abdomen

Un banco para abdomen es un simple pedazo de equipo para hacer ejercicios abdominales avanzados. Se puede utilizar para llevar a cabo varios estilos de abdominales. Un banco para abdomen se asemeja a un banco de peso pequeño e inclinado. En el extremo superior del banco hay almohadillas para mantener los pies en su lugar. Muchos bancos de abdominales son ajustables. Entre más pronunciada sea la inclinación, más difícil será el ejercicio. Usa un banco para abdomen para trabajar todo su abdomen incluyendo el recto abdominal, músculo principal del abdomen, y los oblicuos, los abdominales laterales.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Abdominal inclinado

  1. Ajusta el ángulo del banco según tu nivel de condición física. Si eres principiante, ajusta el ángulo de la parte inferior. Si eres avanzado, puedes configurar un ángulo bastante pronunciado, alrededor de 45 grados.

  2. Recuéstate en el banco. Asegura tus pies debajo de las almohadillas en la parte superior del banco. Coloca los brazos sobre el pecho o detrás de la cabeza. No juntes las manos detrás de la cabeza, colócalas con cuidado cerca de tus oídos. Esto evitará que tires de tu cuello durante el ejercicio.

  3. Presiona la espalda baja en el banco. La espalda no debe levantarse del banco en ningún momento durante el movimiento.

  4. Exhala mientras vas hacia arriba, levantando los hombros del banco. Pausa en la parte superior del abdominal por dos tiempos.

  5. Inhala mientras bajas lentamente a la posición inicial. No dejes que la parte superior del cuerpo caiga sobre el banco. Controla tanto la elevación como el descenso del ejercicio.

    Abdominal inclinado con giro

  1. Colóacte en el banco con los pies fijados bajo los cojines. Cruza los brazos sobre el pecho. La mano derecha estará al lado de su hombro izquierdo y la mano izquierda estará cerca de su hombro derecho.

  2. Exhala y levántate separando los hombros de la banca. Mientras lo haces, gira el torso hacia la derecha, como si apuntaras el hombro izquierdo a la rodilla derecha.

  3. Pausa en la parte superior por dos tiempos. Baja suavemente los hombros hacia atrás al banco.

  4. Levántate de nuevo, esta vez apuntando el hombro derecho a la rodilla izquierda. Mantén la contracción durante dos tiempos, y luego vuelve a la posición inicial. Continúa alternando los lados.

Consejos y advertencias

  • Exhala mientras levantas tu cuerpo. Inhala mientras bajas.
  • Mantén la espalda baja presionada en el banco en todo momento.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por ana laura nafarrate