Cómo bañarse con un cabestrillo

Escrito por Julie Hampton | Traducido por Lucia Ayala
Reúne los artículos de baño antes de tiempo al bañarte con un brazo lesionado.

Un hueso roto, un esguince, una luxación de hombro u otra lesión en el brazo que requiere un cabestrillo crea una experiencia difícil, pero no imposible, a la hora del baño. Sin embargo, saltearse la hora del baño no es una opción para la mayoría. Cuando tienes que usar un cabestrillo tomará un poco más de tiempo, paciencia y creatividad para mantenerse limpio. Los yesos a menudo acompañan a los cabestrillo cuando hay una fractura de brazo, y requerirá precauciones adicionales.

Retira el cabestrillo al desvestirte y prepararte para un baño. Sin embargo, no retires el cabestrillo si tu médico te ha indicado que lo debes usar en todo momento.

Coloca una bolsa de plástico de compras o una bolsa de basura pequeña sobre el yeso y el cabestrillo. Mantén la bolsa en su lugar con bandas de goma o cinta. Pon una segunda bolsa si quieres para una mayor protección del agua. Se pueden comprar cubiertas de yeso comercialmente vendidas para la ducha y el baño a través de tiendas de insumos médicos y farmacias.

Coloca todos los elementos necesarios que necesitarás para tu baño a un lado de la tina, cerca del brazo sano. Asegúrate que los elementos sean de fácil acceso para evitar tensión adicional al brazo lesionado.

Mantén tu brazo herido cerca a tu lado. No muevas el brazo y mantenlo lo más estable posible para prevenir una lesión mayor. Utiliza sólo el brazo no afectado para enjabonar y lavar tu cuerpo, informa ShoulderSurgeon.com.

No te apresures a tomar un baño. Bañarse con un brazo lesionado tomará más tiempo. Programa tiempo suficiente para desvestirte y bañarte. Si estás en un apuro, usa el brazo no lesionado para darte un baño de esponja rápido. Pídele ayuda a un familiar o amigo cercano.

Cambia el cabestrillo si se moja por uno limpio y seco. Seca el cabestrillo húmedo con un secador de pelo o colócalo en la secadora por unos momentos después de bañarte si no tienes otro cabestrillo.

Consejo

Si estás usando un yeso y se moja cuando te bañas, sostén un secador de pelo a temperatura baja cerca del puño del yeso, afirma FamilyDoctor.org. Comprueba la piel alrededor del yeso por irritación, enrojecimiento u olor regularmente. No retires el cabestrillo si un profesional médico te ha ordenado a usar el cabestrillo u otro dispositivo inmovilizador en todo momento.