Bañar a un niño pequeño con un brazo roto

Como si no fuera lo suficientemente traumático el mismo hecho de tener el brazo roto, también tienes que cambiar muchas de las rutinas de tu hijo pequeño para mantener su yeso limpio y seco. Como el yeso no se debe humedecer, necesitas un poco de creatividad para bañar a tu hijo. Afortunadamente, tu hijo no tendrá que pasar las siguientes semanas sucio porque hay varios trucos y técnicas para bañarlo sin comprometer su yeso.

Materiales

La parte externa del yeso de un niño está hecha de dos materiales diferentes. La parte blanca del yeso está hecha de yeso duro que es lo que inmoviliza el brazo mientras el hueso se cura. La segunda parte del yeso está hecha de fibra de vidrio y viene en una gran variedad de colores entre los cuales tu hijo puede elegir. El yeso se forra con algodón y tela suave en el interior para que sea más fácil de usar para tu hijo. El algodón y la tela también ofrecen una superficie acolchonada que ofrece una protección adicional para que se cure el hueso de tu hijo. Aunque estos materiales ayudan a la correcta curación, su principal desventaja es que no se pueden humedecer.

Yeso y agua

La mayoría de los yesos no son impermeables y es crucial mantener seco el yeso de tu hijo para asegurarte de que ayude a fijar el hueso para que se cure rápida y correctamente. Cuando el yeso que endurece el molde entra en contacto con agua puede aflojar el material de gasa usado para crear la forma del molde. Si esto sucede, no sostendrá correctamente el hueso del niño, lo que puede impedir el proceso de curación.

Cómo hacerlo

Antes de bañar a tu hijo pequeño, cubre el brazo con una bolsa de plástico, como una bolsa de pan y pégala a la piel, tal como recomienda el sitio web Drugs.com. Esto creará un sello impermeable mientras le das un baño a tu hijo. También puedes considerar un protector especial impermeable, aunque es más caro que una bolsa de plástico. Levanta el brazo de tu hijo sobre una caja o un taburete para mantenerlo lo más lejos posible del agua. Sólo llena unas pocas pulgadas la tina para reducir el riesgo de arruinar el yeso.

Consejos y consideraciones adicionales

Evita darle una ducha a tu niño porque eso hace que sea definitivamente difícil mantener seco el yeso. De hecho, el sitio web KidsHealth dice que los niños de menos de 5 años se pueden bañar con esponja como una simple forma de mantener seco el yeso. Si el yeso de tu hijo se humedece, ponte en contacto con el pediatra o el ortopedista. Un yeso empapado se debe reemplazar porque impide la curación correcta.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por aldana avale