Bañar a un bebé y las infecciones al oído

Las infecciones al oído son una de las enfermedades más comunes de la infancia, afectando hasta el 50% de todos los niños antes de su primer cumpleaños, dice el profesor de la Boston University School of Medicine de Pediatrics Jerome Klein informa en la página web de UpToDate. Poner agua en el oído del bebé durante un baño normalmente no causa una infección de oído. Habla con el médico de tu hijo acerca de si deberías tener agua por las orejas de tu bebé durante el baño para prevenir la infección en el oído.

Prevenir la otitis media

El oído consta de una porción media, interna y externa. La membrana timpánica, más comúnmente llamada tímpano, separa el oído externo y medio. El agua no puede penetrar el tímpano para causar una infección del oído medio, que médicamente se denomina otitis media. Las infecciones del oído medio suele ocurrir cuando una infección respiratoria superior o fría interfiere con el funcionamiento normal de la trompa de Eustaquio, que va desde la nasofaringe (la parte superior de la garganta) hasta el oído medio.

Otitis media externa

El agua en el oído puede causar una infección del oído externo conocida como oído de nadador, también llamada otitis externa. El oído de nadador más a menudo se produce cuando el agua se encuentra en el oído durante largos períodos de tiempo, permitiendo el crecimiento bacteriano. Si tu bebé tiene una historia de otitis externa, el médico puede sugerir tubos que encajan en la parte externa del oído durante la exposición del agua, incluyendo los baños. El secado de la porción externa del oído del bebé con una toalla para quitar cualquier líquido después del baño también ayuda a prevenir la otitis externa.

Bañarse con un tímpano perforado

Si tu bebé tiene una ruptura o perforación timpánica, el agujero en el tímpano permite que el agua entre en el oído medio. El agua que entra en el oído medio puede aumentar el riesgo de una infección del oído medio. Un trauma o una infección severa del oído puede causar una ruptura del tímpano. En la mayoría de los casos, el agujero es pequeño y se cura espontáneamente. Si se rompe una parte grande del tímpano, el agujero no se curará por sí solo. Una abertura en el tímpano permite que el agua entre al oído medio. Si tu bebé tiene una ruptura del tímpano, el médico puede recomendar tapones para los oídos durante el baño. Un gran agujero en el tímpano puede necesitar reparación quirúrgica.

Tubos de timpanostomía

Si tu hijo tiene infecciones recurrentes en el oído, el médico puede recomendar colocar tubos de timpanostomía en el tímpano, para evitar que la presión y el líquido se acumulen en el oído medio y drenar el oído si la infección ocurre. Si tu bebé tiene tubos de timpanostomía, tu médico puede sugerir el uso de bolas de algodón o tapones para personalizar los tapones para mantener el agua fuera de los oídos durante el baño.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por paulina illanes amenábar