Bananas como alimento para el cerebro

Las bananas son un bocadillo y desayuno muy popular en Estados Unidos. Son una forma nutritiva de comenzar tu día o comer algo en cualquier momento. Se sabe que se cultivaban en China en el año 200 d. C., según la Universidad de Texas. Una banana es una alternativa sana a los alimentos procesados y sólo contiene 0,5% de grasas. Comer banana ayuda al cerebro a funcionar mejor. Estas frutas liberan energía lentamente y esto ayuda al cerebro a estar alerta.

Potasio


Bananas.

Las bananas tienen un alto contenido de potasio. Por ello son un buen alimento para la salud general. Aportan potasio al cerebro, ayudando a crear niveles de oxígeno normalizados y a promover señales fuertes entre las células.

Triptofano


Bol de banana en rodajas.

El triptófano en las bananas mejora el estado de animo al estimular la producción de serotonina. Esta ayuda a mantener un estado de ánimo estable y bueno. Esto mejora el funcionamiento cerebral eliminando los pensamientos confusos de las tendencias depresivas.

Inductora de sueño


Mujer durmiendo.

Se sabe que las bananas inducen el sueño. Es muy bueno comer algunas rodajas antes de ir a dormir. Comer bananas antes de dormir puede ayudar a descansar mejor. El cerebro funciona mejor cuando la persona duerme profundamente y se despierta sintiéndose descansada y energizada.

Fibra


Banana pelada.

Las bananas son también una fuente rica de fibras. Éstas ayudan a estabilizar la salud general y asegurar que el sistema digestivo funcione sin sobresaltos. Cuando la salud general es fuerte, el cerebro es capaz también de trabajar en su mejor forma.

B6


Racimo de bananas.

Las bananas son una buena fuente de vitamina B6. La vitamina es crucial para el desarrollo de serotonina.

Bocadillo sano


Manos sosteniendo banana.

La banana es un buen bocadillo para transportar. Es fácil llevar una banana en una cartera o mochila. Así está siempre disponible para darle al cerebro un golpe de energía. Una banana es mejor bocadillo que un caramelo, que puede causar una elevación inmediata de los niveles de azúcar y luego producir una disminución que puede dejar al cerebro sintiéndose letárgico.

Más galerías de fotos



Escrito por julia bodeeb | Traducido por mariana palma