Azúcar en los duraznos

Si un durazno maduro y jugoso es tu idea de un sabroso manjar, vas a proporcionarle a tu cuerpo varios nutrientes esenciales. Los duraznos frescos están disponibles durante finales de la primavera y principios del verano pero también están disponibles en conserva y congelados durante todo el año. Inclúyelos en tu dieta para una buena dosis de vitamina C, vitamina A, potasio y fibra, sin embargo, no todos los tipos de durazno son nutricionalmente iguales. Ciertas variedades de duraznos en conservas y congelados contienen azúcar añadido, lo que disminuye su valor nutricional.

Azúcar

Es posible que no pienses en el azúcar cuando abres una lata de duraznos para tu familia. Después de todo, la fruta es parte de una dieta saludable. La Mayo Clinic reporta que muchos de los alimentos en tu dieta diaria contienen azúcar añadido para mejorar el sabor y ayudar a preservar su vida útil. El problema con la adición de azúcar es que aumenta el contenido calórico de los alimentos pero no les suministra nutrientes. Una dieta que es demasiado alta en azúcares añadidos también te pone en un mayor riesgo de caries dental, triglicéridos altos y aumento de peso.

Frescos

Los duraznos frescos son una parte nutritiva de la dieta y contienen azúcares naturales que son buenas para tu salud. Tu cuerpo necesita pequeñas cantidades de azúcar para funcionar correctamente, y el azúcar de la fruta, es mejor para tu salud que el azúcar que se añade a los alimentos. Un durazno entero fresco contiene 60 calorías y 12,92 g en azúcares de origen natural.

Enlatados

Una porción de 1 taza de duraznos en almíbar contiene 160 calorías y 32,55 g de azúcar. Opta por duraznos enlatados en almíbar light y disminuye las calorías a 136, pero aumentarás el contenido de azúcar a 33,26 g por porción de 1 taza. Elige duraznos enlatados en jugo para reducir el contenido de calorías a 110 y el azúcar a 25,68 g. Una taza de duraznos congelados contiene 235 calorías y 55,45 g de azúcar.

Consejos

Lee las etiquetas de nutrición de los duraznos enlatados y congelados. Busca versiones sin endulzar que contengan sólo azúcar natural. La etiqueta de ingredientes proporcionará más pistas acerca de cuánta azúcar ha sido añadida a los duraznos. Opta por duraznos frescos siempre que sea posible para asegurar que sólo consumes el azúcar natural que es parte de una dieta saludable. Si te gusta el sabor de un durazno dulce, prueba espolvorearlo con canela o rociar con miel para obtener el sabor que anhelas sin los efectos secundarios negativos de los azúcares añadidos.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mariana groning