¿El ayuno sube o baja los niveles de glucosa en sangre?

Tu cuerpo utiliza la glucosa simple como combustible para producir energía. Obtienes la glucosa de los carbohidratos que consumes. Si no comes regularmente, tu cuerpo no tiene suficiente glucosa, y como resultado, el azúcar en la sangre bajará, produciendo una condición médica llamada hipoglucemia. La hipoglucemia severa puede causar complicaciones peligrosas, como convulsiones, pérdida de conocimiento y la muerte.

Fisiología

Cuando se consumen carbohidratos, el cuerpo los descompone en glucosa, la cual entra en el torrente sanguíneo a través del intestino delgado. La presencia de glucosa en la sangre le indica al páncreas que debe liberar insulina para unirse a la glucosa y llevarla hasta las células. Tus células utilizan la glucosa necesaria; luego, el resto de la glucosa se ​​convierte en glucógeno y se almacena en el hígado. Cuando pasas un tiempo sin comer, la glucosa en la sangre baja y el páncreas libera una hormona llamada glucagón, provocando que el hígado libere glucógeno. Si pasas demasiado tiempo sin comer, las reservas de glucógeno en el hígado se agotan, quedando sin ninguna fuente de energía.

Síntomas

La glucosa es la fuente preferida de energía para el funcionamiento del cerebro. Para funcionar correctamente, el cerebro necesita un suministro constante de glucosa, obtenida exclusivamente por la ingestión regular de comida. Si no comes regularmente, el cerebro empieza a carecer de glucosa y pueden desarrollarse varios síntomas físicos. Los posibles síntomas por baja de glucosa en la sangre incluyen confusión, visión doble, visión borrosa, temblores, ansiedad, hambre, aumento de la sudoración y palpitaciones cardíacas.

Tratamiento

La forma más rápida para tratar la baja de glucosa en la sangre es comer alimentos azucarados. El azúcar se mueve a través del sistema digestivo rápidamente y entra al torrente sanguíneo velozmente, por lo cual la glucosa en la sangre se eleva casi de inmediato. Caramelos duros, miel, jugo de fruta o azúcar pura pueden ayudar a corregir la hipoglucemia, si se detecta a tiempo. Si tus síntomas son graves o se presenta pérdida del conocimiento, puede requerirse la administración intravenosa de glucosa o una inyección de glucagón directamente al torrente sanguíneo.

Prevención

Para prevenir la hipoglucemia causada por no comer, es importante comer regularmente. Se recomienda comer cinco a seis comidas pequeñas durante el día para proporcionar al cuerpo un suministro constante de glucosa. Si eres propenso a la hipoglucemia, puede ser beneficioso tener a mano caramelos duros, o bien latas de refresco en el coche. Si no puedes disfrutar de una comida, los dulces o refrescos pueden mantener la glucosa en la sangre lo suficientemente elevada como para evitar los síntomas hasta que tengas tiempo de comer.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por sergio mendoza