Ayuno intermitente para bajar de peso

El ayuno puede ser definido como la voluntad de abstenerse de alimentos o bebidas. El ayuno intermitente se ha utilizado a lo largo de la historia por razones religiosas, espirituales y de salud. Más recientemente, el ayuno intermitente se ha convertido en un método de control de peso. Según Mark Sissons, autor del libro sobre la dieta y el estilo de vida "The Primal Blueprint," el ayuno intermitente, "AI" por su abreviación, puede promover la pérdida de peso rápida y está alineada con los comportamientos de los cazadores-recolectores naturales, simulando la escasez periódica de alimentos.

Ventajas

El ayuno intermitente ofrece un método muy simple de control de peso. Al saltarse comidas estratégicamente se reduce tu consumo total de energía y, evitando comer en exceso antes o después de ayuno, se consumen significativamente menos calorías. Al consumir menos calorías de las que necesitas, tu cuerpo va a quemar la grasa corporal como combustible y por lo tanto vas a perder peso. El AI no requiere una preparación especial, alimentos específicos, complementos o la capacidad de cocinar, haciéndolo conveniente para cualquier persona que quiere un enfoque sencillo, sin lujos pero con pérdida de peso.

Beneficios

De acuerdo con "El milagro del ayuno: historia probada de bienestar físico, mental y rejuvenecimiento espiritual" por Patricia y Paul Bragg, el ayuno intermitente se asocia a una serie de beneficios y efectos que se han estudiado tanto en animales como en humanos. Los autores dicen que si se pueden bajar los niveles de glucosa en la sangre, se reduce la presión arterial, hay un aumento de sensibilidad a la acción de la insulina, un aumento del metabolismo con las grasas, la desintoxicación del sistema digestivo y el aumento del metabolismo de las grasas.

Las variaciones de ayuno intermitente

Los ayunos intermitentes pueden variar en longitud desde unas pocas horas, por ejemplo saltarse una comida, a abstenerse de comer durante 24 a 48 horas. La duración del ayuno depende de tu fuerza de voluntad, la experiencia previa y los niveles de actividad física diarios. Si eres nuevo en el ayuno o eres muy activos, los ayunos deben limitarse de ocho a 12 horas inicialmente para asegurarte de que sufres el menor número de efectos adversos como sea posible. Los llamados ayunos de día son ideales para los novicios. Los ayunos de día significa que tienes un desayuno temprano y una cena tardía y consumes sólo agua en las horas intermedias. Un ayuno más avanzado podría implicar comer sólo en días alternos. El ayuno en días alternos es mucho más exigente que el de día.

Consideraciones

Mientras que es simple de seguir, el ayuno intermitente no está exento de inconvenientes. Comer menos de lo normal puede desencadenar el hambre severa en algunas personas, mientras que otros piensan que se cansan fácilmente, sufren dolores de cabeza, náuseas y tienen dificultad para concentrarse. A causa del hambre, quienes hacen ayuno pueden comer más de lo habitual, tanto antes como después de un ayuno previsto, que esencialmente elimina el beneficio del ayuno. Consulta a tu médico para confirmar tu idoneidad médica para el ayuno antes de intentar cualquier forma.

Preocupaciones

Aunque los ayunos cortos se consideran seguros y pueden ser eficaces para el control de peso, ayunos prolongados pueden tener un efecto adverso en tu salud a corto y largo plazo. La pérdida rápida de peso puede ser recuperada fácilmente durante el período post-ayuno si comes demasiado. Los ayunos no abordan los hábitos de alimentación de todos los días, y no enseñan la selección de alimentos correctos o el control de porciones. El ayuno puede ser socialmente excluyente, sobre todo dentro de un entorno familiar donde las comidas se comen cuando están juntos. Los ayunos más largos pueden causar la atrofia de los músculos, condición en la que los músculos se descomponen para obtener la energía; que puede resultar en un metabolismo reducido.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por mariana nonino