¿Cómo puede ayudarte una bicicleta estática a ponerte en forma?

Una bicicleta de ejercicio estática proporciona ejercicios de bajo impacto para que puedas ajustar tu nivel de habilidad. Utilizar una bicicleta de ejercicios durante por lo menos 30 minutos cada día varias veces a la semana puede ayudarte a mejorar tu salud cardiovascular, la fuerza de tus piernas y a perder peso. Un ejercicio que puede crecer contigo y ayudarte a ser consistente con tus rutinas de ejercicio.

Bicicletas de ejercicio y el corazón

Un estilo de vida sedentario incrementa el riesgo de padecer enfermedades del corazón. La actividad aeróbica incrementa tu ritmo cardíaco y la salud de tu corazón y de tus vasos sanguíneos. Los ejercicios aeróbicos también consumen una gran cantidad de calorías e incrementan tu tasa de metabolismo basal, ayudándote a controlar mejor tu peso. Montar una bicicleta durante 30 minutos al día puede ayudarte a mejorar tu salud en general y protegerte de enfermedades, según afirman los expertos.

Bicicletas de ejercicio y salud de la columna

A diferencia de correr, el ejercicio en la bicicleta no ejerce demasiada presión sobre tus músculos y tus articulaciones, de acuerdo con J. Talbot Sellers, doctor de osteopatía en Spine Health. Esto puede resultar beneficioso para evitar lesiones y para mantener tu rutina de ejercicios, en especial si tienes sobrepeso o estás fuera de forma. Una bicicleta de ejercicios puede reforzar tus músculos de apoyo y reducir los síntomas de la artritis y demás problemas de las articulaciones.

Entrenamiento en bicicleta de ejercicio

Sin ninguna guía o experiencia, puede ser difícil decidirte por un programa de ejercicios tú sólo. Comienza tu ejercicio con un calentamiento y después termínalo con un enfriamiento. Tu ejercicio debe continuar durante unos 20 o 60 minutos dependiendo de condición física. Los mejores resultados los obtienes cuando elevas tu ritmo cardíaco hasta el 80% del máximo permitido para tu edad. Para lograr esto debes alternar entre unos 10 a 30 segundos de pedaleo de alta intensidad con un tiempo de recuperación de baja intensidad de 45 a 90 segundos.

Tipos de bicicletas de ejercicio

Existen 2 tipos de bicicletas para ejercicios, uno vertical, similar a una bicicleta normal, y uno reclinado en el cual te sientas hacia atrás en lugar de encima de los pedales. Una bicicleta vertical te permite desarrollar tu postura y tus músculos en el torso, pero puede resultar más incómoda e inestable para algunos individuos. Las bicicletas verticales también ejercen algo de tensión sobre las manos y las muñecas. Las bicicletas reclinadas involucran más a los glúteos que las bicicletas verticales. Las bicicletas reclinadas pueden reducir la fatiga y permitirte permanecer más activo físicamente por un periodo más largo de tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por chris daniels | Traducido por reyes valdes