¿Me ayudarán los laxantes a bajar de peso?

Los laxantes pueden ayudar a aliviar el estreñimiento o limpiar rápidamente tu sistema de toxinas. Sin embargo, algunas personas usan laxantes como forma de perder peso. Esto no sólo es un proceso peligroso, sino que también es una decisión que denota un bajo nivel de educación. El abuso de laxantes puede dañar gravemente el tracto gastrointestinal (GI) y causar efectos secundarios a largo plazo. El uso regular de laxantes también puede llevar a la adicción.

Laxantes

FamilyDoctor.org enumera múltiples tipos de laxantes. Dos de los más utilizados son "productores de volumen" y "laxantes estimulantes". Los laxantes productores de volumen llevan agua a las heces para generar heces grandes y suaves. Las heces grandes dan la sensación de "tener que ir". Los laxantes estimulantes son llamados el tipo más duro de laxantes por FamilyDoctor.org. Estos laxantes causan mayor daño debido a la forma que hacen que el intestino se contraiga.

Pérdida de peso por el uso de laxantes

La pérdida de peso causada por el uso de laxantes es generalmente sólo "el peso del agua" o la pérdida de líquidos. El peso generalmente es recuperado después de beber cantidades adecuadas de líquidos. Según el Centre for Clinical Interventions, los laxantes tienen un efecto mínimo en la absorción de calorías, por lo que casi no hay efecto real sobre la pérdida de peso. Esto se debe a que los laxantes se dirigen a los intestinos, mientras que la absorción de calorías sucede más alta en el tracto GI.

Efectos secundarios menores

Los laxantes, como los medicamentos, tienen efectos secundarios que varían en intensidad, gravedad y duración. Los efectos secundarios a corto plazo pueden incluir dolor abdominal, gases, distensión abdominal, náuseas y diarrea. La mayoría de estos efectos adversos se debe a un exceso de laxantes. Los laxantes de venta libre suelen tener efectos secundarios que aparecen en el cuadro.

Efectos secundarios severos

Los efectos secundarios a largo plazo pueden afectar a los intestinos y el equilibrio electrolítico. El Centre for Clinical Interventions indica que los laxantes alteran la función normal del intestino. Esto puede causar síntomas similares a lo dicho anteriormente, así también como la pérdida de tono muscular intestinal y la aparición de moco y sangre en las heces. Muchos de estos síntomas son reversibles una vez que se dejan los laxantes, pero pueden ser permanentes. Los electrolitos son iones dentro de tu cuerpo que regulan los impulsos nerviosos, que soportan muchas de las funciones corporales. Los electrolitos se pierden más comúnmente a través del ejercicio, pero la diarrea puede conducir a un gran desequilibrio. Los niveles de potasio también bajan, lo que puede causar debilidad muscular, convulsiones y latidos irregulares del corazón.

Laxantes naturales

Ten en cuenta que los laxantes naturales siguen ofreciendo la misma función y por lo tanto son igual de peligrosos. Este no es un caso en el que una alternativa natural es una mejor situación. El uso de un laxante natural, como un té caliente de hierbas, puede por lo menos causar molestias y no causará pérdida de peso sustancial. La pérdida no es igual en la grasa o en el músculo.

Más galerías de fotos



Escrito por samantha grz | Traducido por sofía bottinelli