Cómo ayudar a tus pies a que se sientan mejor después de ponerte zapatos de tacón

Ponerte zapatos de tacón todo el día puede resultar en un dolor de pies también conocido como "hangover high heel". El dolor puede ser leve o intenso, localizado en un área sobre el pie (usualmente en algún área de la planta del pie) o más generalizado, un dolor general. Tus pies también pueden inflamarse o ponerse sensibles al tacto. Si la inflamación o el dolor persisten por más de un día o dos, o si experimentas adormecimiento en el pie, ve a un doctor.

Baño para pies

Al final de un largo día sobre un par de tacones, consiente tus pies adoloridos con un baño relajante para pies. Llena un tazón grande con agua tibia, la cual ayuda a aumentar la circulación y a abrir los poros. Luego, puedes agregar las sales Epsom las cuales contienen una gran cantidad de magnesio para ayudar a reparar los tejidos dañados. O puedes crear un baño herbal al agregar romero (rosemary), manzanilla (chamomile), menta (peppermint) o una combinación de estas hierbas al agua tibia, dándote el beneficio de agregar la aromaterapia.

Masaje

Masajear tus pies mejora la circulación y ayuda a relajar los músculos apretados. El masaje también ayuda a mantener las articulaciones y los tejidos conectivos flexibles. Debes masajear no solo tus pies, sino que los músculos de tus pantorrillas; estos también están bajo estrés cuando te pones zapatos de tacón. Evita el masaje si tus pies están inflamados.

Estiramientos

Los estiramientos pueden ayudar a calmar el dolor de tus pies. Si practicas yoga, prueba el downward dog. También puedes recostarte sobre tu espalda, enrollar una toalla o una funda de almohada alrededor de la planta del pie y jálalo suavemente hacia ti. O párate de forma segura sobre una escalera con tus talones en el aire y luego flexiona tus pies hacia abajo. Eleva y baja los talones para estirar los músculos de tus pies.

Medicamentos antiinflamatorios

También puedes aliviar el dolor de tus pies con medicamentos antiinflamatorios, ya sea de forma tópica o tomada. El gel de árnica frotado sobre tus pies puede reducir el dolor y la inflamación. También puedes tomar uno o dos ibuprofenos, preferiblemente antes de irte a dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por alejandra rojas