Cómo ayudar a quitar el estrés a un bebé

Un bebé llorando o inquieto podría comportarse así porque tiene un cólico, siente hambre, miedo o incómodo, pero descubrir lo que le pasa y cómo calmarlo requiere mucha paciencia. Es difícil creer que tu bebé ha vivido lo suficiente como para tener estrés, pero los médicos de PsychCentral en línea dicen que los bebés, de hecho, tienen estrés y su respuesta al estrés puede estar genéticamente predeterminada. Eso es de poco consuelo cuando grita y mueve sus brazos y nada de lo que hagas ayuda a tu bebé. No siempre serás capaz de identificar su fuente de estrés, pero a través del tanteo, puedes identificar los métodos que funcionan para aliviar su estrés y pueda relajarse.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Relájate. Tu bebé puede sentir el estrés y responder con su estrés propio. Ayuda a recordar que todos los bebés lloran, unos más que otros. Tus esfuerzos para ayudar a desestresar el bebé tendrán éxito a veces y en otras ocasiones tendrás que probar algo diferente para calmarlo.

  2. Elimina cualquier razón física o médica de estrés o malestar, como la sobrealimentación de tu bebé. O bien, no podría estar tomando suficiente leche para sentirse lleno. Habla con tu pediatra sobre la leche del bebé, gases, indigestión y las numerosas recomendaciones para aliviar los cólicos en los bebés.

  3. Crea un ambiente relajante para que el bebé pruebe diferentes estados de ánimo para ver qué funciona mejor para él. Es nuevo en su entorno y puede sentirse demasiado estimulado por demasiada actividad, luz y ruido. Algunos bebés prefieren un ambiente similar al útero que es oscuro y cálido con sonidos rítmicos. Tu bebé podría sentirse consolado en una habitación brillantemente iluminada donde hay otra persona que pueda ver y oír.

  4. Toca a tu bebé para ayudar a aliviar su estrés. Los bebés responden al tacto, al sujetarlo, darle palmadas y balancearlo. Sólo sostener al bebé con la cabeza apoyada en el pecho puede ser reconfortante. Sujétalo mientras camina y frota la espalda. Sentir el calor de su cuerpo o el sonido de los latidos del corazón podría quitarle el estrés. Tu bebé puede sentirse menos estresado si simplemente sujetas su dedo o golpeas su pierna suavemente.

  5. Añade sonido para ayudar a quitar el estrés de tu bebé. El silencio puede ser desconcertante para un bebé acostumbrado a los sonidos del útero, el latido del corazón, el movimiento del líquido amniótico y otros ruidos corporales. Algunos padres utilizan máquinas de ruido blanco, música suave o un reloj. Canta o tararea en voz baja para ayudar a relajar a tu bebé. Prueba el silencio, también, para ver si es más útil para quitarle el estrés a tu bebé.

  6. Envuelve a tu hijo para crear la restricción similar al útero apretado y cálido en el que se sienten seguros algunos bebés. A algunos bebés no les gusta envolverse, así que presta atención a su reacción. MedlinePlus recomienda el uso de una manta grande y delgada. Ten cuidado de no envolverlo apretadamente. Pregúntale a un médico o enfermera cómo hacerlo correctamente.

Consejos y advertencias

  • Los chupetes y la comodidad de la acción que aspira ayuda a algunos bebés a relajarse. Los columpios automáticos para bebés proporcionan un movimiento de vaivén continuo que consuela a algunos bebés.
  • MedlinePlus recomienda limitar las siestas durante el día a tres horas y acompañar los momentos molestos de tu bebé para ayudar a averiguar lo que causa su estrés y lo que funciona mejor para calmarlo.
  • Toma tiempo para marcharte si tu nivel de estrés sube demasiado alto. Está bien dejar al bebé con seguridad en su cuna y dejarlo llorar durante unos minutos, según la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de Pediatría). Ve a otra habitación y pasa tiempo a solas sobre sus propias técnicas de quuitar el estrés. Si necesitas tiempo lejos del bebé, pídele a un amigo o miembro de la familia que te ayude. El tiempo de espera de los padres es bueno para ti y el bebé.
  • El llanto incesante no suele extenderse más allá de tres meses, según indica el Dr. Laura Markham en el sitio web Aha! Parenting. El galeno dice que después de tres meses, tu bebé menos estresante debe estar más alegre.
  • Ponte en contacto con tu pediatra si te preocupa que tu bebé esté llorando o si parece que está sufriendo.

Más galerías de fotos



Escrito por gail sessoms | Traducido por maria gloria garcia menendez