Cómo ayudar a una persona de tipo de sangre O a bajar de peso

Las opciones de comida para ayudar a una persona con sangre tipo O a bajar de peso se describen en el libro "Eat Right For Your Type", por el Dr. Peter D'Adamo, un naturópata. El Dr. D'Adamo continuó el trabajo de su padre, el médico naturópata James D'Adamo, que notó que algunas dietas funcionaban mejor que otras con sus pacientes. Peter estudió que el proceso de aglutinación se produce entre ciertos alimentos y tipos de sangre específicos y cree que es causada por la forma en que los tipos de sangre evolucionaron. Él propone que el tipo de sangre humana más antigua era el tipo O.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Una copia de la dieta para el tipo de sangre del tipo O
  • Alimentos necesarios para la dieta

Instrucciones

  1. Pollo a la parrilla.

    Revisa tu tipo de sangre para asegurarte de que eres O, o si nunca te has has hecho una prueba de tipo de sangre, ve a tu hospital local o clínica para que te realicen un examen de sangre. No importa si eres positivo o negativo. Los antepasados ​​del tipo de O eran cazadores-recolectores, que prosperaron con un intenso ejercicio físico y proteína animal. Peter dice que el éxito de la dieta del tipo O depende del uso de carnes, aves y pescado libres de químicos y magras.

  2. Trucha arco iris.

    Come carne magra de res, cordero, pavo, pollo y los pescados grasos de aguas frías como el arenque, el bacalao y la caballa. La trucha arco iris, el salmón, el pez espada y el lenguado son también buenas opciones. Los mariscos contienen yodo, que ayuda a los tipo O con la función tiroidea. Cuanto más estresante sea tu trabajo o tu programa de ejercicio vigoroso, más alto es el grado de proteína que debes comer. Ten en cuenta que sus antepasados ​​no consumían carnes de 16 onzas, debido a la escasez de carne. Trata de no más de 6 onzas por comida.

  3. Las nueces son una buena fuente de proteína.

    Consume aceites monoinsaturados como el de linaza y el aceite de oliva por su efecto positivo sobre el corazón y las arterias. Las semillas de calabaza y las nueces son buenas fuentes de proteína suplementaria. Los vegetales de hojas verdes que contienen vitamina K, como la col rizada, la berza, la lechuga romana, el brócoli y las espinacas, son buenas para el tipo O ya que ayudan a la coagulación de la sangre. Las frutas más beneficiosas son los higos, las ciruelas y las ciruelas pasas, debido a su reacción alcalina en vez de ácida en tu tracto digestivo.

  4. Limita la ingesta de huevo.

    Limita el consumo de productos lácteos y huevos a tres o cuatro veces por semana, a menos seas de ascendencia africana, si es así, limítalas por completo. Las leches y quesos de soja son buenas alternativas de alto valor proteínico con respecto a los productos lácteos que no se metabolizan correctamente. Aunque las personas del tipo O no procesan los frijoles muy bien debido a que interfieren con el metabolismo de otros nutrientes, pueden comer frijoles de ojo negro, pintos y aduke.

  5. Limita la ingesta de maiz

    Evita los siguientes alimentos que fomentan el aumento de peso: trigo y maíz, los cuales interfieren con la eficiencia de la insulina y reducen el metabolismo; alubias y habichuelas blancas, que impiden la utilización de calorías; lentejas, que no permiten que los nutrientes se metabolicen adecuadamente; y la col, las coles de Bruselas, la coliflor y las hojas de mostaza, que inhiben la producción tiroidea.

  6. Ejercítate vigorosamente.

    Ejercítate vigorosamente con ejercicio físico intenso para mantener el peso bajo control y liberar el estrés. Los sistemas de los tipo O son adecuados para realizar ejercicio intenso. Se recomienda realizar los siguientes ejercicios al menos tres o cuatro veces a la semana: aeróbicos, natación, correr, entrenamiento con pesas, caminadora, escaladora, artes marciales, deportes de contacto, calistenia, andar en bicicleta, caminar a paso ligero y danza o patinaje sobre ruedas. Para obtener los máximos beneficios cardiovasculares del ejercicio aeróbico, eleva tu ritmo cardíaco al 70% de tu frecuencia cardíaca máxima durante al menos 30 minutos.

Consejos y advertencias

  • Sigue la dieta tal y como aparece en "Eat Right Four Your Type" del Dr. Peter J. D'Adamo, agregando alimentos que fomenten la pérdida de peso y dejando de lado aquellos que interfieran con la perdida de peso. Haciendo esto, se puedes determinar con precisión si la dieta funciona para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por betty holt | Traducido por francisco roca