Cómo ayudar a los niños a visualizar

La visualización es la capacidad de imaginar algo específico en tu mente. Tal vez te hayas visualizado a ti mismo en la playa tomando el sol caliente con una bebida fría, mientras estás en una reunión de trabajo aburrido o un día particularmente estresante. La visualización es una herramienta que puede ayudar a eliminar el estrés, calmar la ansiedad o ayudar a tu hijo a tener éxito en una tarea. Si deseas ayudar a tus hijos a tener éxito en la escuela o el deporte, o simplemente ganar un poco de confianza antes de una prueba o un evento, puedes hacerlo enseñándole a visualizar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. De acuerdo con Reading Rockets, un programa diseñado para ayudar a los niños a aprender a leer, debes leer unas páginas de un libro para tu hijo. Dile lo que ves en tu mente y luego pídele que te diga lo que ve en su mente al leer la historia para él. Por ejemplo, si estás leyendo un libro acerca de los extraterrestres y el espacio exterior, dile lo que ves en tu mente, como extraterrestres verdes con antenas largas y la luna rodeada de oscuridad que casi oculta la nave espacial que están manejando. Lo que vea tu hijo no será idéntico a lo que veas, porque su capacidad de visualizar los objetos de la historia es diferente. Discute las diferencias y luego dile que acaba de visualizar algo, lo que puede hacer para ayudarse a sí mismo si quiere lograr o superar algo.

  2. Pídele a tu niño que cierre sus ojos y que haga unas cuantas respiraciones profundas. Según Charlotte Reznick, profesor clínico de psicología de la UCLA, después debes pedirle a tu niño que imagine algo que le asusta. Por ejemplo, si está a punto de realizar un gran examen en la escuela, haz que imagine de qué se trata esta prueba que le provoca la sensación de miedo y luego pídele que se concentre en la sensación de confianza que puede ayudarle en la prueba.

  3. Dile que tome sus sentimientos de miedo y que se imagine poniéndolos en una caja o una bolsa o incluso una burbuja, aconseja Reznick. Anímalo a mantener los ojos cerrados mientras se imagina sus sentimientos negativos cada vez más pequeños en el interior de su caja o bolsa o burbuja. Háblale a través de esto, explicándole que sus nervios están desapareciendo debido a que están siendo sustituidos por la confianza de que puede realizar esta prueba y hacer un trabajo efectivo en la escuela. La visualización de que está pasando la prueba o que está jugando bien en el gran juego podría ayudarle a superar su miedo a no hacerlo bien.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por morena parras