Cómo ayudar a los niños a ser mejores ciudadanos

"Si un hombre es amable y gracioso con extraños, demuestra que es un ciudadano del mundo" dijo el filósofo inglés Francis Bacon. Algunos padres se abruman con la tarea de volver a sus hijos buenos ciudadanos, pero es más fácil de lo que parece, porque tu eres el primer y más importante profesor de tu hijo, y tomará el ejemplo de ti.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Cultiva la empatía de tu hijo por los sentimientos de las personas, recomienda el Departamento de Educación de Estados Unidos. Ya sea al leer libros, ver televisión o interactuar con adultos u otros niños, pregúntales: "¿Qué piensas que siente esa persona?", "¿Cómo lo puedes saber?". Ayuda a tu hijo a prestar atención a las expresiones faciales, tono de voz, lenguaje corporal y otras señales no verbales para construir su sentido de empatía y compasión. Cuando noten que alguien está molesto, pregúntale "¿Qué piensas que lo puede hacer sentir mejor?", "¿podemos ayudarlo?".

  2. Fomenta la autoestima de tu hijo, porque un niño que se respeta y quiere a sí mismo, tenderá a respetar y querer a otros. Dile a tu hijo por qué lo amas, habla sobre sus grandiosas cualidades, celebra su esfuerzo, agradece su ayuda y dedica tiempo a actividades que disfrutan juntos. Si su comportamiento necesita corrección, intenta hacerlo sin criticarlo; cría bien a tu hijo para que no tenga necesidad de humillar a otros.

  3. Habla con tu hijo sobre la diversidad humana más allá de tu hogar, como recomienda TVOParents.com, un recurso en línea para padres de niños pequeños. Habla sobre tu comunidad, ciudad, estado, país y de todo el mundo; llévalo a las bibliotecas, museos y eventos culturales; Habla sobre las costumbres, tradiciones, historia, tipos de alimentos en otros lugares, e investiga sobre la vida cotidiana de los niños de su edad en otras partes del mundo.

  4. Inculca en tu hijo el hábito de compartir con otros. Si su habitación y armario están repletos de ropa y juguetes, pídeles que elijan cosas con las que casi no jueguen ni vistan para darlos a personas menos afortunadas. Dona el exceso que tengas de alimentos enlatados a comedores públicos, demuéstrales el poder de beneficiar a otros con sólo compartir lo que ya tienen.

  5. Haz a tu hijo consciente del planeta y del ambiente. Háblale de la importancia de no producir basura, reciclar y de la conservación del agua. Explícales que pequeñas acciones tienen un gran efecto, como por ejemplo, por qué se deben usar bolsas de tela para las compras y no de plástico o de la ventaja ambiental de tener un filtro de agua en el grifo de la cocina en vez de comprar botellas de plástico. De acuerdo con el sitio PsychologyToday.com, es importante hacer que los niños sientan que tienen el poder de hacer una diferencia en su comunidad y en el mundo entero.

  6. Predica con el ejemplo. Muestra compasión y empatía por otros. Sé honesto, no murmures, molestes o degrades a otros; incluso cuando no estés de acuerdo, maneja los sentimientos de las personas con cuidado. No discrimines a otros, sin importar su raza, pensamiento político, creencias espirituales, género o preferencia sexual. Demuestra a tu hijo que respetas a todos.

Más galerías de fotos



Escrito por oubria tronshaw | Traducido por diana i. almeida