Cómo ayudar a los niños a enfocarse y concentrarse

Tener niños que tienen problemas para concentrarse y permanecer concentrados puede ser frustrante para los padres, pero también puede causar frustración y problemas de autoestima para los niños, según el sitio web de Psychology Today. Estos problemas pueden ser causados por grandes cambios en la vida, estrés, ansiedad, problemas de aprendizaje y trastornos, como ADHD. No importa la causa de la falta de concentración y falta de enfoque, hay cosas que pueden hacer los padres para ayudar a mejorar la situación.

Alimentos saludables

Alimenta a tu niño con una dieta equilibrada y saludable, puesto que una nutrición adecuada es crucial para la buena salud general. Los niños necesitan obtener sus raciones recomendadas de proteínas, productos lácteos, frutas, vegetales y granos cada día. Asegúrate de que tu hijo desayune antes de ir a la escuela. Los niños que desayunan se desempeñan mejor en la escuela, tienen más energía y pueden concentrarse mejor, según HealthyChildren.org. Trata de alimentar a tu hijo con algunos alimentos para el cerebro para aumentar la concentración, sugiere WebMD. Estos incluyen pescado, granos enteros, aguacates y mucha agua.

Las ventajas de la organización

Asegúrate de que tu hijo está recibiendo suficiente sueño en las noches de escuela. Los preescolares necesitan 11 a 13 horas de sueño cada noche, mientras que los niños de edad escolar necesitan 10 a 11 horas y los adolescentes necesitan 8,5 a 9,25 horas, según la National Sleep Foundation. Ayuda a tu niño enfocarse y concentrarse mejor en la escuela trabajando con su maestro para eliminar distracciones. Pide que tu niño sea colocado al frente de la clase y lejos de ventanas, puertas y otras áreas ruidosas del salón de clase, sugiere la revista ADDitude. No permitas que tu hijo a utilice su teléfono u otros productos electrónicos de distracción en la escuela. Ayuda a tu hijo a organizarse mejor en la escuela. Muéstrale cómo hacer un seguimiento de las tareas escribiéndolas en un planificador o un cuaderno, sugiere Kids Health. Compra una carpeta con separadores que puedan utilizarse para mantener el trabajo de la escuela limpio y organizado.

Ambiente en casa

Ayuda a tu hijo en casa haciéndola amigable para hacer la tarea. Ten un área designada especialmente para tareas y establece la hora de hacer tarea para cada día. Elige un lugar tranquilo sin distracciones, con buena iluminación y sin televisión, radio u otros aparatos electrónicos. Antes de que tu hijo se siente a hacer la tarea en la noche, anímalo a pasar algún tiempo afuera jugando o haciendo ejercicio, indica la revista Additude. Pasar tiempo al aire libre puede mejorar la concentración. Tu hijo podría unirse a un equipo deportivo, jugar con un amigo o ir a pasear con la familia.

Apoyo y motivación

Es importante que los padres a apoyen a su niño que están teniendo problemas de concentración y enfoque. Debes ser paciente con tu hijo mientras está aprendiendo a mejorar estas habilidades, recomienda Oprah.com. Trabaja continuamente con él para ayudarle a desarrollar buenos hábitos de estudio y concentración. Alábalo cuando haga algo bien en la escuela o en casa y utiliza la práctica del refuerzo positivo mediante la creación de un sistema de recompensa para tu hijo. Establezcan metas juntos y cuando tu niño cumpla o excede una meta, celebren juntos y recompénsalo con una actividad divertida, como un viaje familiar al parque, una noche de películas u otra cosa que le guste hacer.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por mariana groning