Cómo ayudar a los niños disléxicos adolescentes en la escuela

A menudo la gente confunde la dislexia como una enfermedad, aunque este no es el caso. La dislexia es una discapacidad de aprendizaje con la que tu hijo adolescente nació; no es algo que se desarrolla con el tiempo. Su dificultad para procesar la palabra escrita -y los números- no es indicativo de su nivel de inteligencia. De acuerdo con Kids Health, los adolescentes con dislexia suelen ser de inteligencia media o superior.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Comprende exactamente lo que significa la dislexia para tu hijo. La dislexia hace que sea difícil para tu hijo a leer porque su cerebro no procesa palabras, letras o espacios de la misma manera que el cerebro de una persona sin dislexia. De acuerdo con Kids Health, tu hijo puede ver la misma frase que alguien sin dislexia, pero para él las letras y las palabras podría parecer que ser separadas incorrectamente o juntas como una gran palabra, o de las letras podrían parecer reordenadas y sin sentido para él. Entender lo que está pasando puede ayudarte a mantener tu paciencia con tu trastorno, con lo que puedes ayudarlo.

  2. Lean juntos, informa la Mayo Clinic. Por ejemplo, cuando tu hijo trae a casa a su tarea, trata de leer las instrucciones en voz alta para él y después de lean las instrucciones juntos. Esto le ayuda a concentrarse en las palabras y visualizar como lo que realmente son. Ver las letras en una hoja de papel puede parecer confuso para él al principio, pero verlas después de oírlas puede ayudarle a tener más sentido de lo que ve, lo que podría hacer la lectura más fácil para él en el futuro.

  3. Pide a los maestros de tu hijo ayuda. De acuerdo con Kids Health, la ley federal dispone que todos los niños y adolescentes diagnosticados con dislexia tienen derecho a un plan de educación especializada. La escuela de tu hijo puede proporcionarle con un tutor especial, tiempo extra después de clase para trabajar con su maestro o incluso un plan de estudio individualizado. Con esta formación especializada, aprenderá a relacionar las letras con los sonidos, así como la conciencia fonológica, que le ayuda a aprender los sonidos del habla en diferentes palabras.

  4. Ofrece a tu hijo mucho apoyo para ayudar a su autoestima, aconseja Mayo Clinic. La dislexia de tu hijo y las dificultades que enfrenta en la escuela pueden hacer que su nivel de confianza sufra y también se frustre. Tu apoyo y aliento, así como el recordatorio de que la dislexia no es su culpa, pueden ayudarle a ganar confianza.

  5. Dale a tu hijo la oportunidad de estudiar y aprender en casa, lo que puede ayudarle a mantenerse al día en la escuela. Según Mayo Clinic, podría ayudarle tener un lugar tranquilo, bien organizado en casa para estudiar sin distracciones.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por georgina velázquez