Cómo ayudar a los niños a controlar sus comportamientos negativos

Los niños son naturalmente impulsivos y no siempre piensan en el futuro acerca de los resultados de un comportamiento negativo. Ya sea que se trate de un berrinche en el supermercado, la intimidación en la escuela o hacer un lío en la casa, el niño no siempre sabe cómo controlar sus impulsos y comportamientos negativos. Como padre, es tu trabajo guiar suavemente a tu hijo a aprender a controlarse a sí mismo y a pensar en el futuro para comprender las consecuencias de su comportamiento.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Traza un esquema de reglas y límites consistentes que tu hijo entienda. Cuando él entiende tus expectativas, puede pensar en las situaciones y hacia dónde sus acciones lo podrían llevar. Si sabe que tienes una política de no tolerancia sobre hablar irrespetuosamente y que sufre consecuencias cada vez que lo hace, estará menos propenso a utilizar ese comportamiento y habrá una mayor probabilidad de que encuentre una alternativa.

  2. Permite que tu hijo se vea afectado tanto por las consecuencias naturales y lógicas. Las consecuencias naturales son aquellas que, naturalmente, siguen el comportamiento negativo, por ejemplo, si no come la cena, entonces se irá a la cama con hambre. Las consecuencias lógicas son castigos que se ajustan a las malas acciones. Por ejemplo, si lo oyes por casualidad intimidando o dándole órdenes a un amigo, ese amigo es enviado a casa y tu hijo no podrá terminar su día de juego.

  3. Dale a tu niño las ideas sobre cómo enfrentar una situación cuando se siente como que está perdiendo el control o que utiliza el comportamiento negativo. Por ejemplo, si se siente como si quisiera gritar, puede escribir lo que siente en su lugar. O, si está cansado y de mal humor, puede decirte que tiene que descansar en vez de hacer un berrinche. Obviamente el afrontamiento dependerá de la edad; un niño más pequeño puede utilizar un objeto de consuelo, mientras que un niño mayor puede preferir la comunicación verbal.

  4. Interpreta las situaciones en las que tu hijo puede tener la tentación de actuar negativamente. El juego de roles es una excelente manera de enseñarle a tu hijo la manera correcta de resolver los conflictos y de comunicarte con los demás, de acuerdo con National Mental Health and Education Association. Intenta los juegos de rol en situaciones en las que tu hijo muestra habitualmente un comportamiento negativo y háblale sobre cómo responder.

  5. Felicita a tu niño cuando él se resista a un comportamiento negativo. Sé específico con tus elogios de manera que entienda exactamente lo que hizo bien. Decir cosas como: "Me gustó la forma en que mantuviste la calma cuando ese otro chico te quitíóun juguete", o "Hiciste bien en tener calma y ser paciente mientras esperábamos en la oficina del doctor" le dice a tu hijo cuándo y qué hizo bien para que pueda volver a hacerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por enrique pereira vivas