Cómo ayudar a los niños a articular sus sentimientos

Es común que los niños tengan problemas para articular sus sentimientos y emociones. Pueden saber que sienten enojo, felicidad, tristeza o preocupación pero no siempre son capaces de explicar estos sentimientos de una manera que los puedas entender. De acuerdo a un estudio en 2012 de Katharina Kircanski, Ph.D. y sus colegas en la University of California, Los Angeles, aquellos que pueden encontrar las palabras para describir lo que sienten pueden sobrellevar situaciones de una manera más fácil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Pregunta a tu hija como se siente cuando veas que algo anda mal, dice KidsHealth. Preguntarle qué es lo que pasa le da la oportunidad de articular sus sentimientos. Le ayuda a aprender a asociar ciertos sentimientos con ciertas emociones y explicártelas. Si notas que le cuesta trabajo explicar sus sentimientos, ofrécele ayuda. Si piensas que esta molesta porque su hermana se rehusó a jugar con ella, dile que piensas que se siente molesta porque su hermana no quiso jugar. Lo mismo aplica para enojo, felicidad, confusión o cualquier otra emoción que pueda experimentar. Las etiquetas le ayudan a tus hijos a aprender como articular.

  2. Dale ejemplos de diferentes sentimientos a lo largo del día, aconseja el Center on the Social and Emotional Foundations for Early Learning en Vanderbilt University. Cuando notas que está sonriendo mientras juega afuera, dile que notaste su sonrisa y pregúntale si está contento. Esto ayudara a que haga una asociación entre sonreír, reír, disfrutar y la felicidad, lo que hará que sea más fácil para él articular sus sentimientos en el futuro.

  3. Enseña a tu hijo a evaluar sus sentimientos y manejarlos de maneras apropiadas, aconseja la Vanderbilt University. Si tu hijo esta enojado y reconoce su enojo, aliéntalo a tomarse un momento para calmarse. Deja que cuente hasta 10, dando pasos en su habitación por un momento o incluso pase un rato solo en el baño mientras se tranquiliza. Es más fácil para él articular sentimientos de molestia y enojo cuando puede evaluar la situación. Piensa lo difícil que es para ti mantenerte en calma y decir, "Estoy muy enojado contigo", en el momento del enojo y considera lo difícil que debe ser para tu hijo articular sus sentimientos adecuadamente cuando está enojado.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por mariana groning