Cómo ayudar a los niños cuando su abuela ha muerto

La pérdida de un abuelo es, con frecuencia, una de las primeras experiencias que los niños tienen con respecto a la muerte de un miembro de la familia. Algunos de ellos pueden estar ya familiarizados con el concepto debido a la pérdida de una mascota, mientras que otros pueden no estar preparados por completo en el momento de la muerte de su abuela. Puede ser un momento particularmente difícil para los niños con una relación cercana y cariñosa con sus abuelos. Por fortuna, existen maneras mediante las cuales puedes ayudar a los más pequeños a lidiar con la muerte de su abuela.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Explica lo sucedido en términos biológicos simples.

    Explica lo sucedido en términos biológicos simples. No infundas temores al decir "la abuela se enfermó mucho y fue al hospital, y no va a volver", ya que el niño se volverá temeroso de ir al hospital, o aún al médico, porque pensará que puede morir. De acuerdo al sitio web de consejos pediátricos Keep Kids Healthy, es mejor explicar la situación en términos de que el cuerpo ha dejado de funcionar. Por ejemplo, podrías decir "el corazón de la abuela tuvo un problema y dejó de funcionar", o "la abuela se enfermó tanto que su cuerpo no pudo funcionar más".

  2. Dile al niño que la muerte es permanente.

    Dile al niño que la muerte es permanente. Los niños muy pequeños tienen problemas para comprender esto, aunque los niños en edad escolar pueden, por lo general, captar el concepto. Athealth.com aconseja usar palabras y términos simples apropiados a la edad; lo cual, combinado con una explicación biológica ayudará a aliviar las preocupaciones acerca de que la abuela no podrá respirar cuando se cierre el ataúd, o de que tendrá frío al "dormir" bajo tierra, según explica Keep Kids Healthy.

  3. Conversa con tu niño acerca de sus sentimientos.

    Conversa con tu niño acerca de sus sentimientos, y permítele saber que está BIEN estar triste porque su abuela se fue, enojado porque no la volverá a ver, o sentir cualquier otro tipo de emoción. Es mucho más positivo permitir que el niño exprese sus emociones de manera abierta que decirle "sé un niño grande y deja de llorar", o "tienes que ser valiente en este momento". Athealth.com advierte que no es saludable pedirle al niño que suprima sus sentimientos.

  4. Permite que el niño participe en el funeral y en el entierro, o en otro tipo de ritual.

    Permite que el niño participe en el funeral y en el entierro, o en otro tipo de ritual. Esto le brindará la oportunidad de decirle adiós a su abuela, y lo ayudará a cerrar ese capítulo de su vida. No lo fuerces a participar en el funeral formal si se resiste. De forma alternativa, organiza una manera privada para que pueda despedirse, según aconseja Keep Kids Healthy.

  5. Alienta al niño a compartir los recuerdos felices de momentos pasados con su abuela.

    Alienta al niño a compartir los recuerdos felices de momentos pasados con su abuela. Puedes contarle sus historias favoritas, o mirar un álbum de fotos o videos de los encuentros familiares, según sugiere Keep Kids Healthy. Esto lo ayudará a recordar a la abuela en modos positivos, una vez que haya superado su duelo.

Consejos y advertencias

  • La muerte de una abuela puede causar que el niño comience a hacer preguntas acerca de cuestiones generales tales como "¿mamá y papá van a morir pronto?", o "¿me voy a enfermar y a morir también?". Keep Kids Healthy aconseja explicar que la mayoría de las personas no mueren a menos que sean muy viejas o que estén enfermas en extremo.
  • Keep Kids Healthy advierte contra el uso de eufemismos para explicar la muerte a los niños más pequeños. Decirles que su abuela se ha ido a dormir para siempre o que se ha ido de viaje de manera permanente puede causarles temores. Los más pequeños piensan de manera literal, y pueden tener miedo de irse a dormir o de viajar a algún lugar debido a que creerán que no volverán nunca.

Más galerías de fotos



Escrito por barb nefer | Traducido por sofia elvira rienti