Cómo ayudar a que un niño socialice en la escuela

Ayudar a tu hijo a hacer amigos y socializar en la escuela puede ser un reto, especialmente si tienes un niño con necesidades especiales, o si tu niño tiene una personalidad introvertida. Si tu niño es hijo único, puede ser más difícil para él socializar con otros niños, ya que puede parecer más cómodo interactuando con los adultos o niños más jóvenes que con sus compañeros. Incluso si tu hijo tiene hermanos, puede ser reacio a participar en la interacción social. Sin embargo, hay algunos pasos que puedes dar para ayudar a tu hijo a socializar en la escuela y desarrollar amistades significativas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Anima a tu hijo a unirse a un conjunto de música en la escuela, si él o ella tiene un interés en tocar un instrumento. La música es una manera productiva y divertida para que los niños con intereses similares se reúnan, y hay numerosos beneficios en aprender a tocar un instrumento. De acuerdo con un artículo de la BBC, "El aprendizaje de un instrumento musical puede aumentar la confianza y el aprendizaje de los niños en otras áreas." Los niños que tocan un instrumento tienen muchas oportunidades de socializar: como tocar juntos en una banda escolar o en una orquesta de foso para una obra de teatro.

  2. Pregúntale a tu niño si le gustaría unirse a un equipo deportivo de la escuela. La práctica de deportes escolares intramuros es una gran manera para que los niños hagan ejercicio, tengan aire fresco y proporciona un medio de interacción para los niños en la misma escuela que no necesariamente están en la misma clase. El deporte también puede proporcionar lecciones valiosas sobre el trabajo en equipo, la comunicación y la cooperación, las cuales son habilidades importantes que tu hijo puede incorporar a otras situaciones sociales. Un artículo de la Academia Americana de Psiquiatría de Niños y Adolescentes señala que ser miembro de un equipo deportivo también puede proporcionar a tu hijo un sentimiento de pertenencia, lo que también puede conducir al aumento de su autoestima.

  3. Habla con el maestro de tu niño para ver si está experimentando dificultades con los demás niños. Si tu hijo tiene un comportamiento antisocial o perjudicial, esto puede crear problemas sociales y académicos. Del mismo modo, tu hijo puede estar siendo socialmente retraído debido a que está siendo acosado. Estos son temas sobre los que el maestro de tu hijo o un consejero escolar pueden llamar tu atención. Fíjate si hay algún factor del que no estés consciente, del cual puedes hablar en casa con tu hijo. Un artículo de la Clínica Mayo habla sobre la importancia de hablar con tus hijos sobre temas tales como el acoso, el cual puede interferir con su desarrollo social en la escuela. Una vez que tu niño se sienta escuchado y comprendido, puedes trabajar con los maestros, consejeros y tu hijo para crear un plan para detener el acoso o el comportamiento perjudicial y antisocial.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por maria del rocio canales