Cómo ayudar a un niño sensible en la escuela primaria

Un niño muy sensible puede encontrar que los otros niños, maestros y situaciones que vienen junto con la escuela primaria lo hacen sentir molesto, incómodo e incluso triste. Las duras críticas de un educador bien intencionado, junto con las burlas de otros niños burlones, pueden hacer que tu hijo sensible sienta que la escuela primaria es un lugar desagradable e injusto. Fortalece y capacita a tu hijo sensible, señalándole sus fortalezas, explicándole por qué algunas personas tienen ciertas reacciones y ofreciéndole amor incondicional que le dé más confianza en la escuela.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Evita forzar a tu hijo sensible a situaciones que lo hagan sentirse incómodo o a asociarse con aquellos que lo hacen sentir mal. Aunque lo más probable es que tengas la buena intención y la esperanza de que salga avante de estas situaciones, esto puede causar que se retire aún más, señala Education.com. Si deseas que tu hijo sea menos sensible en la escuela, forzarlo es actuar de manera equivocada. Por el contrario, edúcalo con suavidad y muéstrale tácticas que le ayuden a lidiar con su sensibilidad en la escuela.

  2. Concéntrate en los puntos fuertes de tu hijo, en lugar de estar constantemente señalando los inconvenientes de su sensibilidad. Piensa en la alegría y la atención que su sensibilidad trae a tu familia, y hazle saber a diario que aprecias que sea sensible a los sentimientos y necesidades de los demás. Ayúdalo a ver algunos de sus otros talentos, como ser un amigo leal y buen estudiante en la clase de ciencias. El fortalecer su confianza en sí mismo puede ayudarlo cuando se dirija a la escuela por la mañana.

  3. Haz una cita para hablar con el maestro de tu hijo en privado, sugiere FamilyEducation.com. Habla acerca de tu hijo, y de alguno de sus detonantes respecto a su sensibilidad y lo que el profesor puede hacer para ayudarlo cuando se angustie. Esto puede ayudar a poner al maestro de tu hijo en estado de alerta para que sepa lo que debe vigilar y que la escuela primaria sea una mejor experiencia para tu hijo.

  4. Explícale a tu hijo por qué puede sentirse sensible y por qué algunas cosas provocan que se sienta triste o molesto. Habla acerca de las calificaciones y los exámenes y de cómo ayudan a medir su progreso. Hazle saber que su profesor está tratando de ayudar. Explícale que los otros niños pueden burlarse y lo hacen porque están infelices o tristes consigo mismos y enséñale sobre la comprensión. Explicarle las razones de cada episodio de alta sensibilidad puede ayudar a tu niño a controlar sus reacciones ante diferentes situaciones.

  5. Práctica mecanismos de supervivencia con tu hijo para ayudarlo a manejar sus reacciones ante situaciones delicadas, aconseja "Families", una revista en línea. Puedes hablarle acerca de ejercicios de respiración profunda o platicar con un maestro o consejero de orientación. Hazle saber que aunque muchas cosas pueden suceder en la escuela, él puede controlar la forma en que reacciona a ellas para que sean buenas o malas, y dile que estarás siempre allí si quiere hablar acerca de las experiencias en la escuela.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por tere colín