Cómo ayudar a tu niño pequeño a pronunciar las consonantes

Escuchar que tu pequeño comienza a hablar probablemente sea un momento emocionante, pero cuando no puedes entender una palabra de lo que sale de su boca, es posible que sea pronto para reaccionar de forma exagerada y preguntarse si es normal. De acuerdo con el sitio web Teach Me to Talk (Enséñame a hablar), los padres deben entender la mitad de lo que sus hijos digan a la edad de dos años y la mayor parte de su lenguaje a los tres años; la mayoría de niños pequeños de tres también dominan los sonidos consonantes. Los padres son fundamentales para el desarrollo del lenguaje de su niño, por eso queda en ti el practicar y mejorar la articulación de tu hijo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Pañuelo
  • Mantequilla de cacahuete
  • Libros

Instrucciones

  1. Sostén un pañuelo delante de la boca de tu niño mientras que practica sonidos consonantes como "P", "B" o "M", como sugiere la patóloga del lenguaje y el habla Janet Felice en un artículo en el sitio web Parents (padres). Tu niño puede pensar que es divertido y bobo ver el movimiento del pañuelo cuando dice estas consonantes.

  2. Coloca un poco de mantequilla de cacahuate detrás de los dientes frontales de tu niño, sugiere la patóloga del lenguaje y el habla, Megan Campell, en un artículo en el sitio web Parents (padres). Enséñale a tu hijo a tocar esta zona con la lengua mientras que dice consonantes como la "T" o "D".

  3. Leele a tu niño para apoyar su desarrollo del habla y el lenguaje. Leer en voz alta también te da la oportunidad perfecta para modelar un discurso apropiado. Pronuncia las palabras en voz alta con claridad. A los niños a menudo les encanta leer el mismo libro una y otra vez, de acuerdo con el sitio web Children's Healthcare of Atlanta (Asistencia sanitaria de los Niños de Atlanta) y puede que disfrute de la "lectura" o que vuelvas a contar la historia de un libro conocido.

  4. Dale a los sonidos consonánticos un nombre (por ejemplo, el sonido "M" se convertirá en el sonido "yummy" (delicioso) para tu niño). Si le cuesta decir una palabra con el sonido "M", recuérdale que es el sonido "yummy" (delicioso) el que tiene que hacer. Este proceso le ayuda a tu niño a coincidir sonidos que ya sabe y saber que hacer con una nueva palabra, según el sitio Teach Me to Talk (Enséñame a hablar).

  5. Practica sonidos de "S" preguntándole a tu niño qué sonido hace una serpiente. Si tiene problemas con el sonido, pídele que "sonría y oculte su lengua", según lo sugerido por los expertos en Teach Me to Talk (Enséñame a hablar). El sonido de la "S" es muy importante, sobre todo debido a su uso en los plurales.

  6. Modela la consonante correspondiente si tu niño las confunde. Por ejemplo, si tu niño dice: "tanket", responde diciendo: "Blanket? (Manta) ¿Quieres tu manta? Aquí tienes".

  7. Fortalece las habilidades orales y motoras de tu hijo dejándolo beber líquidos a través de una pajita o haciendo gárgaras de agua (tu hijo probablemente solo pensará que se está divirtiendo en lugar de ejercitándose). Estos trucos ayudan con los sonidos "K" y "G". También puedes acostarte junto con tu hijo y practicar diciendo palabras con "G" y "K" de ida y vuelta; según el sitio web Mommy Speech thereapy (Terapia del Habla de Mami), este método ayuda a decir estos sonidos más fácilmente.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por ana karen salgado beltrán