Cómo ayudar a tu hijo a leer libros más complejos

Los niños a menudo desarrollan un gusto por un determinado libro o serie de libros y es entonces difícil de conseguir que se muevan de allí. Esto puede ser frustrante si, por razones académicas, es el momento de que tu hijo pase a libros más complejos. La estrategia que funciona mejor para tu hijo depende de por qué se aferra a sus primeros libros. El primer paso podría ser evaluar la capacidad de tu hijo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Libros
  • Revistas

Instrucciones

  1. En primer lugar evalúa el problema. Si tu hijo está sólo un mes o dos detrás del nivel de lectura de sus pares tiene una buena oportunidad de ponerse al día sin una intervención extremista. Si tu niño lee un año o más detrás de su nivel de grado, consulta con su maestro de lectura sobre algunas ideas acerca de cómo intervenir. Esto puede incluir tomar la prueba para discapacitados, clases después de la escuela o pasar algún tiempo con un profesor especial de lectura en la escuela.

  2. Considera una estrategia, si tu hijo es capaz de leer al nivel de su grado, pero prefiere leer lectura básica, tu estrategia será diferente que para corregir un déficit de lectura. Averiguar por qué prefiere leer lo básico es un paso importante. De nuevo, la edad de tu hijo hace una diferencia de enfoque. Un chico de segundo grado al que todavía le gusta la lectura de primer grado es una preocupación menor que con un niño de quinto grado. Los niños que están haciendo la transición a los libros más difíciles pueden disfrutar de ir de nuevo a las lecturas simples para descansar y relajarse. Los niños mayores pueden releer sus favoritos porque tienen asociaciones positivas, a diferencia de la lucha que implica el material actual.

  3. Haz una transición positiva, especialmente si tu hijo se aferra a un personaje favorito, introduce libros un poco más difíciles que ofrezcan los mismos personajes o sean del mismo autor. Por ejemplo, los libros Berenstain Bears y los libros de Arthur por Marc Brown tienen "libros de capítulos" que continúan la línea de la historia. Dr. Seuss escribió libros de imágenes que tienen una dificultad de lectura de segundo grado, como "Bartholomew y el Oobleck" y "Los Sneetches". De estos libros se puede pasar a otros libros en el mismo nivel de lectura.

  4. Proporciona una amplia variedad de material de lectura divertida sobre temas que tu hijo disfrute. Incluye novelas gráficas, cómics y revistas en la mezcla. Déjalos en un lugar donde sean fácilmente accesibles en todo momento. A pesar de que tu hijo puede tener la edad suficiente para leer por su cuenta, mantén un hábito de lectura juntos, sobre todo de material que ambos disfruten. Guarda información de su nivel de lectura sobre los pasatiempos o deportes que encuentra placenteros. Cuanta más diversión tenga tu hijo al leer, más leerá y más mejorará sus habilidades.

Más galerías de fotos



Escrito por daisy peasblossom fernchild | Traducido por andrea galdames