Cómo ayudar a tu hijo en jardín de infantes a concentrarse en la tarea de la escuela

Las expectativas para los niños en jardín de infantes pueden sorprender a muchos estudiantes y padres. Se espera que se queden sentados tranquilamente y escuchen, que trabajen en alguna actividad independientemente, y levanten su mano antes de decir algo. Ya sea que es la primera experiencia de tu hijo en un ambiente educativo, o que tu hijo ya completó el preescolar, puede que haya algunos baches en el camino. Puedes ayudar a tu hijo a ser el mejor estudiante que pueda llegar a ser, y que sea menos traumática la transición, puedes lograrlo ayudándolo a aprender a concentrarse en la tarea de la escuela.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Léele a tu niño diariamente. Si no parte de un hábito ya instalado, no es tarde para empezar. Sé flexible con respecto al material de lectura, el objetivo es ayudar a tu hijo a que se quede sentado, quieto y que preste atención.

  2. Dale un desayuno saludable antes de ir a la escuela, o asegúrate de que coma una vez que llegue ahí. Incluye comidas saludables en su almuerzo también. La buena alimentación es importante en el proceso educativo. Un niño que tiene hambre, ya sea porque no ha comido recientemente o porque comió una comida con mucha azúcar que lo dejó con hambre rápidamente de nuevo, tendrá problemas para prestar atención.

  3. Mándalo a dormir a una hora decente. Los niños que están cansados crónicamente tienen problemas para concentrarse durante el día.

  4. Hagan actividades físicas durante el día, preferentemente afuera. Esto ayudará a que tu hijo gaste energías y sea más fácil para él concentrarse.

  5. Trabaja con tu hijo un poco cada día. Aún cuando no tenga tarea, puedes ayudarlo a concentrarse al pedirle que te explique algo que haya aprendido en la escuela o que repase contigo alguna tarea que ya haya sido calificada. Establecer una rutina ayuda a que el concentrarse sea un hábito.

  6. Mantente firme y calmada cuando trates con él. Sé razonable en tus expectativas. Si tiene mucho trabajo, complétenlo en varios pequeños bloques de tiempo. Quédate con él mientras trabaja. A esta edad, mantenerse concentrado sin supervisión es demasiado desafiante para la mayoría de los niños.

  7. Controla el nivel de ruido en tu casa. No tiene que estar todo en absoluto silencio, pero si la pequeña hermana está en la habitación contigua mirando dibujos animados, tu hijo tendrá problemas para concentrarse.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie dube dwilson | Traducido por liz mancilla