¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a aumentar de peso?

Un metabolismo naturalmente rápido, un estilo de vida activo y un calendario agitado pueden significar que tu hijo no come con regularidad ni está recibiendo todas las calorías y la nutrición que necesita. Si su médico le ha indicado que necesita para aumentar unas pocas libras para optimizar su salud y autoestima, tú puedes ayudarlo. Anímalo a comer un montón de alimentos ricos en calorías saludables para llegar a su peso ideal. Debe consumir alrededor de 500 calorías más de las que quema todos los días para ganar una libra por semana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Sirve las comidas y refrigerios con frecuencia. No esperes hasta los tiempos de comida designados. Anima a tu hijo a comer cada dos o tres horas.

  2. Ofrécele los alimentos que le gustan con calorías extra. Agrega queso a las hamburguesas, huevos y sándwiches. Usa leche para cocinar cereales y sopas. Incluye leche en polvo en guisos y batidos, y unta mantequilla de maní sobre muffins ingleses, fruta y tortitas.

  3. Incrementa el tamaño de las porciones. Dale a tu hijo más carne en un sandwich o un pedazo de pollo de más en la cena. Permítele comer de más y tener una segunda ración de puré de papas. Empácale porciones generosas de bocadillos saludables, como por ejemplo, en lugar de 1/4 taza sugerida de mezcla de frutos secos, dale una taza.

  4. Desalienta el agua con las comidas, que sólo lo hacen sentirse lleno. Sin embargo, está bien entre las comidas. También puedes darle leche o jugo 100% entre las comidas para las calorías extras.

  5. Hazle un batido todos los días. Mezcla leche entera, mantequilla de nueces, yogurt, frutas congeladas y polvo de proteína para un alto contenido calórico saludable.

  6. Promueve la alimentación saludable en los restaurantes de comida rápida. Tu hijo todavía está creciendo y estos alimentos carecen de los nutrientes para apoyar el desarrollo óptimo de los músculos y los huesos. Las verduras con almidón, lácteos, frutos secos y semillas, pescado, carne, pollo y grasas saludables, como el aguacate y el aceite de coco, son opciones de alta calidad. Elige barras de granola, galletas de varios granos y palitos de queso como aperitivos envasados ​​saludables.

Consejos y advertencias

  • Evita forzar la alimentación de tu hijo, pero recuérdale que coma a menudo. Para ayudarlo a sentirse en control, invítalo a ir de compras contigo y que elija los alimentos saludables que le gustan.
  • Si tu hijo no puede ganar peso a pesar de una dieta alta en calorías, habla con su médico. Él puede ofrecerle suplementos o realizar pruebas para asegurarse de que no tiene un problema de salud subyacente.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por sofia loffreda