¿Cómo puedo ayudar a mi esposo a dejar de apostar?

Aproximadamente 2 millones de personas en Estados Unidos son patológicamente jugadores problemáticos, mientras que un adicional de 4 a 6 millones pueden considerarse jugadores con problemas, de acuerdo con la trabajadora social clínica con licencia Susan Gadoua en su artículo del PsychologyToday.com "So You're Married to An Addict: Is Divorce Inevitable? (Así que estás casada con un adicto: ¿es inevitable el divorcio?). En cualquier caso, una adicción a este pasatiempo riesgoso puede significar la ruina financiera, no sólo para el jugador, sino también para su familia. Como cónyuge de un jugador, debes tratar de proteger tus finanzas, mientras orientas a tu esposo en la dirección correcta. Varias estrategias pueden ayudarte a mantener las cosas juntas conforme tú y tu marido abordan su adicción al juego.

No permitas sus apuestas

Posibilitas la adicción de tu pareja cuando quitas o disminuyes las consecuencias negativas de sus acciones. Por ejemplo, en el caso de los juegos de azar, es posible que suministres a tu marido el dinero para pagar a los deudores. Cuando comienzas a propiciarlo, es posible que tengas los mejores intereses de tu marido en el corazón. Sin embargo, con el tiempo tu esposo puede poner menos esfuerzo para dejar de jugar, y puedes encontrarte poniendo más esfuerzo para permitírselo, sugiere Darlene Lancer, terapeuta matrimonial y familiar, en su artículo de PsychCentral.com "Are You an Enabler?" (¿Eres una posibilitadora?). Esto puede suscitar el resentimiento en tu familia.

Controla tus finanzas

Dado que tu marido ahora es poco fiable con el dinero en efectivo, te toca tomar el control de las finanzas de la familia. Adopta medidas para garantizar que tus propias finanzas están a salvo de las apuestas de tu marido. Por ejemplo, crea una cuenta bancaria separada, si no lo has hecho. Si tu marido está dispuesto a aceptar ayuda, trabajen juntos para restringir la cantidad de acceso que tiene al dinero de la familia. Las personas con adicción a las apuestas desarrollan una habilidad especial para pedir dinero, usando todo, desde amenazas contundentes hasta la manipulación emocional sutil, sugiere el artículo de HelpGuide.org "Adicción al Juego y Problemas con el Juego". Prepárate emocionalmente para negarte a sus peticiones. Por ejemplo, recuérdate todos los días que tener dinero para las facturas y la comida es mucho más importante que alimentarla adicción de tu esposo.

Busca ayuda

Desde el estrés del manejo de las finanzas a la presión diaria de negar las peticiones de tu marido, puede ser que tengas mucha carga sobre tus hombros. Sin embargo, no tienes que manejar todas estas responsabilidades tú sola. Programa sesiones de terapia para mantenerte en buen estado de salud mental, sugiere HelpGuide.org. Los grupos de apoyo, como Jugadores Anónimos también podrían orientarte en la dirección correcta. Ten en cuenta que la decisión de tu marido de buscar ayuda profesional depende de él.

Sé amable

El juego patológico tiene fuertes lazos con varios otros problemas de salud mental. Por ejemplo, aproximadamente 70 a 76 por ciento de los jugadores patológicos sufren de depresión, y también tienen de cinco a 10 veces más probabilidades de exhibir un comportamiento suicida que los que no tienen la adicción, sugiere la George State University en el artículo "La depresión, el suicidio y el problema de juego". Con esto en mente, debes ser cautelosa con tus interacciones y el diálogo. Esto no significa que tengas que ceder a los caprichos del jugador, pero es bueno mantener tu temperamento bajo control, ser paciente con su tratamiento y recuperación, y asegurarte de no excluir a tu marido de la familia. No lo vislumbres como el enemigo. Imagina su adicción como un problema que debe ser superado.

Más galerías de fotos



Escrito por mitch reid | Traducido por jaime alvarez