Cómo ayudar a mi esposa a manejar el estrés

El estrés puede tener efectos positivos, cuando ayuda a motivar a tu esposa para dar lo mejor de sí, y efectos negativos, como causar ansiedad cuando ella se siente abrumada. El estrés crónico es peligroso, ya que interfiere con su capacidad de concentración, acelera el desgaste de su cuerpo y resulta en fatiga crónica, según la American Psychological Association. Ver a tu esposa continuamente estresada es difícil, y aunque ella tiene que asumir la responsabilidad de sus sentimientos y acciones, hay pasos que puede tomar para crear un ambiente tranquilo para ambos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Observa cuando tu esposa parece inusualmente malhumorada o distraída. Ella puede estar quejosa o agitada por algo que no consideras un problema. Las pequeñas cosas que nunca le molestaron antes pueden causar que te ataque o dar lugar a lo que tú percibes como discusiones innecesarias.

  2. Evita ignorar los cambios en su comportamiento. Si tu esposa de repente empieza a beber una segunda copa de vino cada noche o parece preferir la comida chatarra con regularidad, considera la posibilidad de que ella esté auto-medicándose, sugiere Judy Ford, licenciada en trabajo social clínico y autora de "Every day love: the delicate art of caring for each other" (Amor de todos los días: el arte delicado del cuidado mutuo).

  3. Resiste la tentación de resolver los problemas de tu esposa. Por el contrario, sé compasivo y empatiza preguntando si hay algo que le molesta. Pon tu brazo alrededor de ella y escucha lo que tiene que decir. Ofrece tu consejo si ella lo pide.

  4. Revisa tus propios niveles de estrés, sugiere Ford. El estrés es a menudo compartido entre los miembros de la pareja. Si estás estresado por un proyecto en el trabajo y vuelves a casa tenso, es probable que tu esposa se dé cuenta. La tensión puede hacer su aparición en la comunicación y las interacciones entre ambos.

  5. Pregunta a tu esposa lo que puedes hacer para aliviar un poco su estrés y lleva adelante sus sugerencias. Esto podría significar asumir responsabilidades adicionales en el cuidado de los niños o el aumento de tu participación en las tareas del hogar. Tal vez ella necesita un poco de tiempo para sí misma cada día. Haz todo lo posible para dar cabida a sus deseos.

  6. Sugiere insistentemente a tu esposa que busque ayuda profesional si sus niveles de estrés no disminuyen con los cambios de la vida diaria, tales como recibir ayuda adicional en la casa, comenzar un régimen de ejercicio, expresar lo que siente y dormir más. Puede haber un problema subyacente, como la ansiedad o la depresión, según Womenshealth.gov.

Más galerías de fotos



Escrito por karen kleinschmidt | Traducido por mar bradshaw