Cómo ayudar a dormir a un niño de nueve años

Cuando un niño de nueve años tiene problemas para conciliar el sueño por la noche, puede haber muchos factores implicados. El estrés escolar, las presiones sociales, la estimulación, una dieta deficiente o la ansiedad pueden contribuir a tener incapacidad para dormir. Los jóvenes pre-adolescentes pueden experimentar un cambio hormonal normal que causa dificultad para dormir. Durante este tiempo es importante fomentar la reducción en el consumo de cafeína para prevenir mayores dificultades de sueño. Puedes ayudarlo a calmar su mente y cuerpo para prepararse mejor para una noche de descanso de sueño con el uso de la homeopatía no tóxica, el hábito de la formación de la homeopatía, aromaterapia y habilidades beneficiosas de conciencia para promover hábitos de sueño saludables.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Un café homeopático
  • Una esterilla para yoga
  • Aceite esencial de lavanda

Instrucciones

    Relajarse

  1. Coloca una esterilla de yoga en el suelo en el dormitorio de tu hijo. Pide a tu niño que se siente cómodamente en la esterilla con los ojos cerrados.

  2. Pídele a tu niño que preste atención a su respiración, sintiendo el aire moverse dentro y fuera a través de su nariz.

  3. Ayúdale contando sus respiraciones dentro y fuera, ofreciendo un ritmo moderadamente lento para que lo siga mientras respira. Habla con voz suave recordándole que sólo piense cómo que se siente al respirar dentro y fuera durante cinco minutos.

  4. Gradualmente haz que trabaje hasta 15 minutos de respiración meditativa para promover la conciencia, calma y apoyo a sus emociones.

    Aromaterapia y homeopatía para dormir

  1. Vierte dos o tres gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada de tu hijo cerca del lado de la funda de la almohada para promover la relajación e inducir a tener un sueño tranquilo.

  2. Ofrécele café homeopático para ayudar a reducir el parloteo mental antes de dormir. Consulta a tu médico holístico para saber las dosificaciones.

  3. Anima a tu niño a tomar una ducha caliente o un baño con infusión de aceite esencial de lavanda antes de acostarse para promover la relajación.

Consejos y advertencias

  • Reduce el estrés innecesario en la vida de tu hijo para que no tenga que pasar tiempo preocupándose de las cosas antes de dormir.
  • Asegúrate de que esté haciendo suficiente ejercicio y reduzca las cantidades antes de acostarse de cafeína, azúcar, televisión o juegos de computador.
  • Si tu niño tiene excesivos problemas para dormir por la noche, consulta con tu médico o profesional de salud mental. Aunque la incapacidad para dormir es generalmente normal en los adolescentes y en la pre adolescencia, el frenesí de pensamientos y denegación de sueño pueden ser un síntoma de un problema de salud mental más graves o un problema de salud física.
  • No permitas que los niños jueguen con aceites esenciales ya que pueden ser tóxicos cuando se ingieren debido a su naturaleza altamente concentrada.

Más galerías de fotos



Escrito por sara clement | Traducido por maria gloria garcia menendez