Cómo ayudar a un bebé a aprender a caminar

Existen numerosos factores que influyen en la edad a la que un bebé comienza a caminar por sí mismo. Dr. Spock señala específicamente a los factores genéticos como los de mayor influencia, seguidos por la ambición, el peso, la habilidad para alcanzar el sitio deseado utilizando otros medios, y enfermedades o experiencias negativas. Por lo general los pequeños comienzan a caminar entre los 12 y los 15 meses de edad, pero es posible que comiencen tan temprano como los 9 meses o tan tarde como los 18 meses o incluso más. Los padres pueden contribuir al desarrollo de esta habilidad al animar al niño a caminar, pero la verdad es que será el mismo pequeño quien camine cuando llegue su momento apropiado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Durante su tiempo para realizar divertidas actividades boca a bajo, ayúdale a tu bebé a sentarse y a pararse con tu ayuda. Si notas que a tu pequeño no le gusta ponerse de pie, no lo forces. Tu niño desarrollará una espalda fuerte al sentarse, así como al realizar actividades boca a bajo.

  2. Coloca juguetes fuera del alcance de tu niño, ya que esto lo ayudará a desarrollar las posiciones de estar sentado y parado. Sentarse e intentar gatear hacia el objeto deseado ayudará a tu pequeño a desarrollar sus músculos.

  3. Dale a tu niño un juguete u objeto estable que pueda utilizar para sujetar al ponerse de pie. Una vez que tu pequeño comience a pararse por sí solo o con poca ayuda de los demás tendrá mucha confianza en su habilidad para moverse. Mientras tu niño esté en la etapa de sentarse o gatear intenta comprarle juguetes para empujar o jalar, como un carrito de compras infantil que lo anime a levantarse y empujarlo. Un juguete para jalar tiene generalmente una cuerda que el bebé puede usar para remolcar el objeto conforme se desplaza de un lugar a otro. A menudo estos juguetes tienen botones o áreas que producen sonidos, partes de colores o musicales que se activan al moverse, lo que funciona como una recompensa cuando tu bebé se mueve.

  4. Sostén las manos de tu niño y camina con él, pero sólo hazlo con la frecuencia y durante el tiempo que tu bebé lo deseé. Una señal de que tu pequeño no está listo para caminar es que no prestará interés a la actividad.

  5. Premia y anima a tu niño siempre que intente caminar o ponerse de pie. Llámalo por su nombre y dile que se acerque a ti. Una pequeña recompensa por acercarse donde estás puede ser justo lo que necesita para animarse a hacerlo.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tu casa sea segura para caminar antes de que tu bebé comience a gatear. El miedo producido por un accidente ocurrido al momento de pararse o caminar puede arruinarle la experiencia a tu pequeño por un buen tiempo.
  • Permite que tu bebé ande descalzo tanto tiempo como sea posible con el objetivo de estimular el correcto desarrollo de los pies y para que tenga un buen "agarre" de las superficies en que se desplace.
  • Evita utilizar andaderas. Existen muchos argumentos en contra de la seguridad que dan estos peligrosos objetos, además de otros debates sobre la forma en que detienen o retrasan el desarrollo del niño.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por karly silva