Cómo ayudar a los adolescentes cuando lloran

Ver a un hijo adolescente triste y llorando es difícil para un padre. Aunque te sientas tan desvalido como él, puedes ayudarlo a superar estos sentimientos. Puedes usar varias estrategias, que varían en grado, dependiendo de la intensidad y la cantidad de tiempo que hace que tu hijo está triste y llora.

Habla

Aunque tu hijo adolescente no siempre te acepte el ofrecimiento, y te responda con un "no" a secas, ofrécele hablar. Debes estar dispuesto a escuchar cuando él esté dispuesto a abrirse. Mantén la calma si comienza a hablar sobre temas que te ponen incómodo. Es probable que él esté tan incómodo como tú al hablar de ello. Hablar le podrá ayudar a resolver los temas que lo preocupen, y si no estás dispuesto a hablar, es probable que siga el consejo de otra persona que puede no darle la mejor información. Mantén la mente abierta; esta es una generación diferente con puntos de vista diferentes respecto a ciertos temas.

Apoyo físico

Aunque tu hijo adolescente ya no es un niño mimoso, aún puede hacerle bien un poco de afecto físico y apoyo. Los abrazos y los besos pueden ayudarlo a sentirse amado, especial y apreciado. Si ambos evitan este tipo de contacto, incluso una palmada en la espalda o un apretón en el hombro pueden servir. El objetivo es que sepa que estás allí y que te importa.

Espacio

Habrá momentos en que tu hijo quiera y necesite tener su propio espacio. Si le has ofrecido apoyo verbal y físico y no ha sido de ayuda, toma un poco de distancia y dale tiempo para resolver sus problemas. A veces es necesario llorar y esto puede realmente aliviar el problema.

Actividades

Puedes ofrecerle a tu hijo hacer una actividad de distracción para desviar su atención a otra cosa. Anímalo a participar en diversas actividades para mantenerlo ocupado y para que esté menos propenso a concentrarse en comportamientos y pensamientos negativos. Los deportes, pasatiempos, trabajos de media jornada o salidas pueden ser distracciones positivas. KidsHealth.org recomienda: hacer ejercicio a diario, comer alimentos sanos y dormir lo suficiente, como buenas maneras para dejar de estar deprimido. El sitio web también recomienda hacer yoga, danza, actividades artísticas, música y meditación.

Busca ayuda

Según el sitio web Mental Health America, si tu hijo adolescente tiene períodos extensos (dos o más semanas) de tristeza, depresión y llanto, es probable que debas buscar algo de ayuda extra. Los psicólogos, psiquiatras y profesionales de la salud mental te podrán ayudar a ti y a tu hijo a identificar y comprender el problema subyacente, y a realizar un tratamiento. Mental Health America señala que se pueden probar varios métodos de tratamiento, incluyendo terapia o medicación.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por noelia menéndez