Cómo ayudar a los adolescentes a lidiar con los malentendidos en los mensajes de texto

Los mensajes de texto son perfectos para malentendidos. Muchos factores funcionan en contra de los mensajes de texto, lo que los convierte en un medio difícil para discutir algunos asuntos. Las abreviaturas y el conteo de caracteres limitado conduce a las personas a escribir mensajes cortos llenos de abreviaturas. Aunque muchos adolescentes han abrazado enviar mensajes de texto y envían muchos todos los días, tu adolescente aún puede tener problemas con los malentendidos en los mensajes de texto, tanto para recibir como para enviar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Explica algunos de los desafíos y limitaciones de enviar mensajes de texto a tu adolescente, si no entiende. Los autores del libro “The Inside Text: Social, Cultural and Design Perspectives on SMS” afirman que los mensajes de texto son perfectos para los malentendidos debido a su longitud y el hecho de que el texto está desconectado de la voz y las expresiones faciales.

  2. Pregunta sobre los malentendidos que ha tenido con los mensajes de texto para tener algunos detalles. Si tu hijo fue el escritor o el receptor, no importa, el mejor curso de acción para resolver el malentendido es hablar directamente con la otra persona, ya sea por teléfono o en persona.

  3. Alienta a tu adolescente a llamar a la otra persona para discutir el mensaje de texto. Si él fue quien lo envió, estimúlalo para explicar lo que quiso decir en el mensaje y disculparse por el malentendido. Si él fue el receptor, aliéntalo a hacer preguntas a quien lo envió para entender la intención y significado del mensaje. Alienta a tu hijo adolescente a trabajar por una resolución, perdonar y olvidar el malentendido.

  4. Ten un seguimiento con tu hijo adolescente después de terminar la conversación para ver si resolvió el malentendido. Añadir una explicación verbal y aclarar el mensaje de texto puede ser suficiente para resolver el malentendido.

  5. Sugiere a tu hijo que evite enviar mensajes de texto sobre alguna circunstancia o evento importante debido a la posibilidad de los malos entendidos. Las conversaciones que requieren expresiones faciales, lenguaje corporal, inflexiones de voz e incluso intercambiar una conexión física durante el intercambio de información son mejores en persona. El sarcasmo es especialmente proclive a los malos entendidos sin el acompañamiento de las expresiones faciales. Es fácil percibir mal las palabras de los mensajes de texto y leer algo en donde no existe, advierte el sitio web Psychology Today.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por laura de alba