Cómo ayudar a que las adolescentes embarazadas permanezcan en la escuela

A pesar de acceso rápido al control de la natalidad y la educación sexual, el embarazo adolescente sigue siendo un problema grave en el país. Las madres adolescentes tienen más probabilidades de enfrentar problemas económicos una vez que su educación se ve afectada ya que cerca de la mitad de ellas abandonan la escuela y sólo el dos por ciento se han graduado en la universidad a la edad de 30, de acuerdo con Social Work Today. Ayudar a que las madres adolescentes permanezcan en la escuela no es fácil para una sola persona. En su lugar, se necesitará la ayuda de los padres de las adolescentes, la escuela y la comunidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

    La ayuda de los padres

  1. Habla con la adolescente sobre el difícil camino por delante. Discute la importancia de la educación, así como los costos que el adolescente puede tener que cubrir, como cuidado de niños, transporte y artículos para el bebé para que ella pueda tener una mejor idea acerca de sus circunstancias.

  2. Pide en la escuela de la adolescente el trabajo de recuperación. Con citas prenatales, complicaciones o reposo en cama, las adolescentes pueden adquirir rápidamente muchas ausencias y pueden quedarse atrás. Pídele a un amigo de confianza que le preste a la adolescente sus notas o le consiga los trabajos de la clase.

  3. Pregunta acerca de un programa de estudio en casa para la adolescente. Si ella está en reposo en cama o cerca del final de su embarazo, es posible que no pueda asistir a las clases regulares.

    Ayuda de la escuela

  1. Considera los programas escolares que existen para ayudar a los padres adolescentes. Algunos distritos escolares tienen escuelas alternativas para ellos. Considera si podría ser mejor para la madre adolescente asistir a una escuela en la que se dicten clases para padres y haya un entorno potencialmente más favorable.

  2. Pregunta si hay un servicio de guardería disponible en la escuela de la adolescente. Una trabajadora social de escuela, Christy McCoy, ha observado a través de su experiencia que los padres adolescentes que utilizaron un centro de cuidado infantil ubicado en la escuela han aumentado la asistencia, han mejorado sus calificaciones y sus tasas de graduación. Si no está disponible actualmente, ejerce presión para establecer una instalación de esta naturaleza. Exigir a las madres adolescentes pagar una parte de los gastos puede inculcar un sentido de responsabilidad en ellas.

  3. Reúnete con consejeros escolares y maestros para discutir la situación. Habla con el personal de la escuela sobre cómo se tratará a la adolescente. Algunas adolescentes embarazadas reportan de acoso o bullying a los maestros una vez que están embarazadas o que se conocen como madres adolescentes. Habla con el director o el consejo escolar si la educación de tu hija o las relaciones interpersonales están sufriendo. El objetivo es tener un ambiente de apoyo que fomente la graduación de la adolescente.

    La ayuda de la comunidad

  1. Ponte en contacto con un trabajador social. Estos profesionales pueden ser capaces de proporcionar asistencia gratuita o de bajo costo a las madres adolescentes para ayudar a equilibrar las obligaciones familiares y académicas. También puede ser capaz de llevar la tarea a las madres o tutores de ellas.

  2. Apoya o trabaja a favor de la legislación para ayudar a los padres adolescentes. Un programa de California que fue dirigido a ayudar a las madres adolescentes ayudó a 73 por ciento a graduarse en el 2010 y ser menos dependientes de los servicios sociales o los embarazos adolescentes posteriores.

  3. Habla con otras personas acerca de los problemas relacionados con los embarazos de adolescentes. Convencer a los ciudadanos en el condado o el estado que la reducción de los embarazos de adolescentes ayuda a todos puede ayudarte a obtener un mayor apoyo a la causa.

  4. Habla con organizaciones existentes para tratar de convencer a sus fundadores de ayudar a apoyar un programa para padres adolescentes. Una organización caritativa puede estar dispuesta a contribuir con animales de peluche, muebles para bebés o ropa para ayudar a las madres adolescentes a aprender habilidades parentales. Más apoyo de la comunidad se puede traducir en una mayor cantidad de ambición y confianza en uno mismo.

Más galerías de fotos



Escrito por samantha kemp | Traducido por natalia pérez