Cómo ayudar a los adolescentes cristianos cuando sufren

La pérdida es una parte inevitable de la vida. Aunque la fe cristiana puede ayudar a hacer frente a la pérdida gracias a la esperanza que viene con esta fe, se producirán las emociones humanas de tristeza y añoranza. Cuando un adolescente cristiano se lamenta, dale apoyo y asistencia amorosa. El experto en adolescentes y líder de Heartlight Ministries Marcos Gregston explica que un adolescente puede tener un momento especialmente difícil en el proceso de duelo debido a las grandes transiciones que ocurren en su vida.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. El Hope Christian Counseling Center dice que se debe entender que aunque el dolor tiene etapas específicas, todo el mundo pasa el luto de una manera única y diferente. Las etapas del duelo son la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación. Puede ayudarte el darte cuenta de que tu hijo adolescente no necesariamente se lamentará de la forma que tu lo harías, así que trata de no comparar el dolor de tu hijo con tus propios sentimientos o tu propio proceso de duelo.

  2. Debes comunícale tu amor y preocupación a tu hijo adolescente para que pueda sentir tu apoyo. El sitio web Hospicenet dice que debes decirle a tu hijo que los sentimientos abrumadores de tristeza, miedo e incluso de ira son normales y naturales. Un adolescente puede sentirse asustado por la intensidad de estos sentimientos. Ayúdale a entender que a pesar de que los sentimientos se sientan terriblemente poderosos, no seguirán de esta manera.

  3. Dile a tu hijo adolescente que estás disponible en cualquier momento para escucharlo si quiere hablar. Si tu hijo se acerca a ti con emociones y sentimientos, deja lo que estés haciendo y escúchalo activamente. Tu hijo puede necesitar explorar la muerte hablando de ella, así como recordar a la persona fallecida. Demuéstrale apoyo y empatía al escuchar sin juzgar, haz preguntas para entender y simplemente ofrécele compañía tranquila, si es el caso.

  4. Ora por tu adolescente y con él, si lo desea. Hazle saber que estás orando por él, pidiéndole a Dios que conceda su paz y fortaleza. Si tu hijo adolescente quiere, también es apropiado pasar tiempo juntos en la oración, en busca de consuelo y fortaleza en los momentos difíciles.

  5. Discute las escrituras para ayudarle a tu hijo a recordar su fe. Las escrituras del Nuevo Testamento 1 Pedro 1: 3-4 mencionan la esperanza de la resurrección y el Salmo 31: 9-13 hablan sobre la búsqueda de consuelo de Dios en una situación difícil.

  6. Busca el apoyo de tu hijo a través de los recursos de la iglesia. Tal vez tu clérigo pueda reunirse con tu hijo para proporcionarle apoyo cristiano, e incluso asesoramiento. Anima a tu hijo a asistir a los servicios religiosos para mantener una relación con tu iglesia y con tu familia de creyentes.

  7. Observa a tu hijo adolescente en busca de signos de problemas. Si tu hijo deja de participar en las actividades diarias, cambia sus hábitos de comer o dormir, se aísla de los amigos y de la familia, muestra un descenso en el esfuerzo académico o comienza a comportarse de manera negativa, es posible que tu hijo necesite ayuda para hacerle frente a la pérdida. Busca un consejero cristiano para tu hijo adolescente que pueda ayudarlo a través del proceso de duelo para que sane

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por katherine bastidas