Cómo ayudar a los adolescentes a aprender a aceptar su físico

Después de hojear una revista o ver una reina adolescente del rock en poca ropa, tu adolescente puede estar sintiéndose menos que amable con su propio físico. Todo, desde el peso adicional por un retraso en el desarrollo, puede hacer que tu hijo desee tener el cuerpo de otra persona. Ayúdalo a aceptar su cuerpo y aprender a apreciar lo que puede hacer, en lugar de condenarse por lo que le falta.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Habla acerca de las imágenes que tu hijo ve en los medios de comunicación, sugiere la Clínica Mayo. Si dice que desearía verse como una celebridad, habla de lo que es real en comparación con lo que es simulado. Muchas celebridades tienen equipos para el cabello y el maquillaje, y los fotógrafos y artistas que alteran las imágenes para hacer que se vean mejor. Asegúrate de que tu hijo sepa la diferencia entre la realidad y la ficción cuando se trata de la apariencia de los famosos.

  2. Permite que tu hijo adolescente experimente con su imagen, dentro de lo razonable. Si no le gusta su cuerpo adolescente, un viaje a la peluquería o unos pocos nuevos trajes en un nuevo estilo pueden ayudarle a ver su cuerpo de forma diferente.

  3. Ayuda a tu adolescente a enumerar las características que ama de su cuerpo para ayudar a lidiar con las opiniones negativas sobre si misma. Si piensa que sus piernas son desgarbadas, recuérdale que las piernas hacen de él una estrella en el equipo de fútbol. Si está preocupado por el tamaño de su nariz, dile que está equilibrado con sus grandes y hermosos ojos. Esto le enseña a nombrar algo positivo cada vez que tiene un pensamiento negativo acerca de su cuerpo.

  4. Pónganse en forma en familia. Tu hijo puede estar preocupado acerca de su peso. Después de todo, los Centros para el Control y la Prevención estiman que el 17 por ciento de los adolescentes son obesos. Pero una dieta acelerada y obsesiva por el tamaño no le ayudarán. En cambio, 60 minutos de actividad física diaria en forma de caminatas familiares, un juego callejero de baloncesto o cualquier otra actividad será suficiente y ayudará a que tu adolescente sienta más confianza sobre su cuerpo.

  5. Modela un buen comportamiento. Si estás constantemente criticando tu propia apariencia, tu peso y tu cuerpo, ella aprenderá que es una forma aceptable de actuar. En lugar de ello, muestra a tu adolescente que amas y aprecias tu cuerpo, cuidando bien de él a través de la dieta y el ejercicio y la limitación de los comentarios negativos sobre ti mismo que hagas a su alrededor.

  6. Conoce los síntomas de un trastorno de la imagen corporal, según la Kaiser Permanente Foundation. Si tu hija se vuelve repentinamente preocupada por su peso, la dieta y el ejercicio o comienza a saltarse las comidas, cuenta obsesivamente las calorías o se centra sólo en los deportes que ponen un gran énfasis en el peso, podría tener un trastorno. Consulta al médico de familia para que la remitan a un profesional de la salud adecuado para ayudarla a lidiar con su imagen corporal.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por natalia pérez