Cómo ayudar a tu adolescente a elegir una universidad

Elegir una universidad es una de las decisiones más importantes en la joven vida de un adolescente. Es probable que el prospecto de irse de casa y entrar en el mundo académico provoque un amplio rango de emociones complicadas. Impulsa a tu hijo a considerar una variedad de universidades y evita imponer tus sueños o deseos en tu adolescente. Una vez que se vaya de casa, tu hijo será efectivamente un adulto, libre de tomar sus propias decisiones. Mantén abiertas las líneas de comunicación para que puedas continuar teniendo un rol en su toma de decisiones en el futuro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Ayuda a tu adolescente a crear una lista general de universidades hacia la mitad de la secundaria. En esta lista pueden estar las universidades de sus equipos deportivos favoritos, universidades grandes como Notre Dame y Harvard, universidades locales y a las que asistieron miembros de la familia. A medida que el tiempo pasa, tu adolescente podrá reducir la lista basándose en sus intereses, notas, finanzas y otros factores limitantes.

  2. Diferencia a las carreras de los pasatiempos. Puede que a tu hijo le guste cocinar pero, ¿podrías ganarse la vida como chef? No desanimes sus iniciativas artísticas, pero asegúrate de que tu adolescente tiene un entendimiento firme de la realidad. Impulsa a tu joven cocinero a ser aprendiz de chef. Las largas horas y el ritmo rápido de la cocina pueden dirigirlo hacia un camino diferente o puede alimentar su pasión por una carrera culinaria. Añade universidades a tu lista que ofrezcan dobles títulos. Por ejemplo, tu hijo puede graduarse en artes culinarias y negocios para tener las herramientas que necesita para comenzar su propio restaurante.

  3. Habla honestamente sobre las finanzas. Si planeas ayudar a tu adolescente, dale la cantidad exacta que aplicarás en su educación. Si no, observa el costo de la matrícula y busca oportunidades de becas en sus primeras opciones de universidades. No tengas miedo del precio. Algunos institutos privados tienen una matrícula alta, pero excelente ayuda financiera. Habla con el consejero de la secundaria de tu adolescente para discutir las oportunidades de conseguir becas.

  4. Observa los resultados de todas las universidades en la lista de tu adolescente. Será útil saber qué porcentaje de universitarios graduados encuentran trabajos o pasan a una educación superior. La National Survey of Student Engagement te proveerá información demográfica, académica y social de cada universidad.

  5. Habla honestamente sobre las fortalezas y debilidades de tu hijo. Haz una lista de sus atributos. Puede que no sea consciente de sus dones particulares. Por ejemplo, tu hijo puede hacer amigos fácilmente y ser un líder natural. Su carisma fácil puede hacer que sea adecuado para una carrera en negocios o política. Sé amable, pero sincero, sobre las debilidades de tu adolescente. Si lucha con las matemáticas, puede que la contabilidad no sea la mejor opción de carrera.

  6. Discute las necesidades personales de tu adolescente. Puede que sea un chico de casa y necesite asistir a una universidad que esté geográficamente cerca a su familia. Tal vez su necesidad de estar cerca de la familia sea llenada con un campus más pequeño y cercano. Habla con tu adolescente sobre sus sueños no académicos. Si quiere viajar, añade a la lista universidades con programas de estudio en el exterior.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por ana maría guevara