Cómo ayudar a un adolescente con un corazón roto

Como cantó acertadamente Neil Sedaka, es difícil terminar. Ésta es una particular verdad para los adolescentes que, sin experiencia en el mundo del romance, no están preparados para lidiar con un corazón roto que inevitablemente acompaña el final de una relación. Aunque no puedas hacer nada para desaparecer el dolor del rompimiento, puedes ayudar a tu hijo a superarlo más rápido mostrándole cómo disminuir el dolor de un corazón roto.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Habla con tu hijo sobre tus rompimientos pasados. Es posible sobrevivir a un corazón roto y que tú lo hayas hecho es la prueba. Has sobrevivido inevitablemente a algunos rompimientos, compara algunas historias dolorosas de tu pasado romántico para que tu hijo sepa que sabes lo que está pasando y para demostrarle que el dolor es temporal. No te preocupes, no es necesario dar muchos detalles de tus relaciones pasadas, las anécdotas generales servirán.

  2. Deja que tu hijo llore. Puede ser difícil ver a tu hijo llorar, pero es muy catártico, como dice KidsHealth.org; en vez de decirle que mantenga la cabeza en alto y que no es válido llorar por alguien, dale un abrazo y permite que llore.

  3. Dile que no espíe virtualmente a su pareja pasada. Muchos adolescentes dolidos con frecuencia revisan los mensajes instantáneos y Facebook, con tal frecuencia que casi es obsesivo. Como la Dra. Helen Fisher, una bióloga evolucionista, encontró en sus estudios publicados en "Psychology Today", los adolescentes dolidos pueden hacerse más daño si ceden a la curiosidad. Dile a tu hijo que si continúa buscando recuerdos de su pérdida, sólo tendrá éxito en acrecentar el tiempo que pasa sufriendo.

  4. Incita a tu hijo a hacer algo nuevo. Con frecuencia, la manera más fácil de curar un corazón roto es mantenerte ocupado para no pensar; inscribe a tu hijo en una nueva clase o sugiérele que se una a un club escolar. Conforme está más ocupado, el dolor de su corazón roto disminuirá con el paso del tiempo.

  5. Dale tiempo. Cuando una persona tiene el corazón roto, pasa por cinco etapas clásicas del dolor, según el Dr. Mackenzie Brooks, un psicólogo certificado en Victoria, Canadá. Mientras que algunos adolescentes pasan muy rápido por las cinco etapas, otros necesitan más tiempo; no presiones a tu hijo para que lo supere y siga su vida, si lo haces sólo aumentas la angustia emocional que ya siente.

Más galerías de fotos



Escrito por erin schreiner | Traducido por diana i. almeida