Ayudando a los adolescentes con la independencia

Uno de los objetivos principales de los años de adolescencia es ayudarlos en su transición de niño de casa a un adulto útil, es decir, cuando esté listo para tomar decisiones por su cuenta. No te preocupes, tienes unos cuantos años para hacerlo, pero empezar cuando tu hijo inicia la adolescencia puede contribuir a hacer de la independencia un hábito. Al darle a tu hijo varias opciones y delegarle responsabilidades en el hogar, te aseguras de que algún día será capaz de dejar el hogar como un adulto responsable, incluso si aún le faltan algunos años para alcanzar la mayoría de edad.

Delega responsabildad


Delega responsabilidades a tu hijo, aunque al principio no le guste, le ayudará a ser independiente.

Dale a tu hijo responsabilidades en el hogar para contribuir a que aprenda a hacer tareas domésticas sencillas y demuestre que puedes confiar en él para cumplir con ellas. Cuando se mude lejos del hogar, sabrá llevar a cabo tareas que le ayudarán cuando sea adulto, cómo lavar la ropa, llenar el tanque de gasolina o cocinar comidas sencillas, incluso si ahora se queja. Sólo recuerda explicarle las consecuencias naturales de de evadir sus responsabilidades; si no lava su ropa, entonces no tendrá ropa limpia para ir a la escuela. Permitir que estas consecuencias le afecten a tu hijo le ayudará a comprender que no siempre estarás allí para hacer las cosas que él no pudo.

Ofrece opciones


Dale opciones a tu hijo para que pueda evaluar los pros y contras y tomar una decisión.

Como padre, has llevado la carga de cuidar de tu hijo adolescente. Pero eso no significa que tienes que llevar la carga tu solo. Mientras tu hijo madura, puedes darle más aportes en asuntos como las reglas y los castigos. Ofrécele a tu hijo opciones inteligentes para que tenga la oportunidad de medir los pros y los contras de tu oferta. Ya sea que pueda tener un teléfono celular o una computadora portátil personal, ¿cuál prefiere? Pídele también que aporte ideas para los castigos. Esto te da la oportunidad de comunicarte y ver el punto de vista de cada uno mientras decides la solución que funcione mejor para todos.

Prueba nuevas actividades


Probar actividades nuevas con tu hijo, le ayudarán a ganar confianza.

Un aspecto muy importante es la confianza. Al experimentar cosas nuevas, probar nuevas actividades y aprender cosas nuevas, tu hijo obtiene la confianza que necesita para probar cosas nuevas por sí mismo. Inscribirlo a una comunidad deportiva, grupos sociales o cursos después de la escuela, contribuirá a que aprenda cosas nuevas con constancia. Le ayudarán a cultivar la confianza de que puede hacer cosas y tomar decisiones por sí mismo.

Guía, no controles


Sé el sabio consejero de tu hijo, con el tiempo verás cómo alcanza la independencia.

Es tentador intervenir y tomar decisiones más importantes por tu hijo, especialmente cuando sientes que está cometiendo un error. Pero The Children's Trust comenta que cometer errores es la forma en que tu hijo aprende a tomar mejores decisiones y a vivir con las consecuencias. Aunque es muy bueno discutir las decisiones con tu hijo, lo que no está muy bien es tratar de controlar su vida. En su lugar, trata de ser su sabio consejero y guiador mientras que tu hijo toma decisiones y planea su futuro. Aunque es difícil ver a tu hijo cometer un error, el que aprenda a lidiar con los conflictos y tomar decisiones lo hará más independiente a largo plazo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mayra nava