Ayudando a los adolescentes a decir adiós

La pérdida de un ser querido puede ser una experiencia devastadora, y saber cómo ayudar a un hijo adolescente a superar un momento tan difícil puede ser agotador para los padres. Ya sea que tu hijo pierda a un amigo o a un miembro de la familia, la experiencia puede tener un profundo impacto en su capacidad para volver a la rutina. Ayudar a tu hijo a decir adiós a un ser querido puede hacer más sencillo que retome poco a poco su vida.

Reacciona a la aflicción del adolescente

Los padres pueden querer poner un límite a la duración del dolor del niño, o forzarlo a participar en ciertas actividades después de determinado período de tiempo, pero estas prácticas pueden ser perjudiciales, según el Boston Children's Hospital. En lugar de esto, los padres deben hacer un esfuerzo para hablar con los adolescentes acerca de la pérdida de su ser querido, y proporcionarle apoyo y consuelo, según el Hospice of the Valley en Arizona, que provee cuidados caritativos a personas en el término de la vida. Pasar tiempo juntos, pero también dándole al adolescente cierto espacio para que procese sus propios sentimientos, es una parte importante para poder decir adiós. Si tu hijo no quiere hablar, sigue su ejemplo y hazle saber que estarás disponible si cambia de opinión.

Funerales y homenajes

Hacer partícipe a tu hijo en la planificación del funeral o en la organización de un homenaje puede ser benéfico, según el Boston Children's Hospital. Si tu hijo expresa el deseo de participar, ya sea armando un álbum de recuerdos o escribiendo un panegírico, dale la oportunidad de hacerlo. Aislarse de la muerte y del proceso de duelo puede engendrar resentimiento e ira durante un momento de dolor.

Apoyo y aflicción

Alentar a tu hijo a hablar con sus amigos podría ser útil. Desahogar su aflicción en compañía de sus amigos o ir a ejercitarse con ellos puede ayudar a tu hijo en un momento difícil de su vida. Tu hijo también puede disfrutar convocando o participando en un evento de caridad en memoria de su ser querido, dice el sitio web Kids Health. Este podría también ser el momento para hablar con los maestros de tu hijo acerca de la pena que está enfrentando y cómo podría esto afectar su rendimiento escolar.

Ayuda adicional

La aflicción puede ocasionar que los adolescentes se sientan deprimidos y ansiosos, e inclusive en algunos casos el dolor puede ser más intenso, según la American Academy of Pediatrics. Inicialmente, los adolescentes podrían no mostrar signos externos de dolor como un mecanismo de autodefensa. En otros casos, los adolescentes pueden expresar pensamientos y sentimientos suicidas. Si estás preocupado acerca de cómo proceder o qué hacer con respecto a la aflicción de tu hijo, ponte en contacto con su médico para obtener más ayuda.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por josé antonio palafox