¿Ayudan las uvas o el jugo de uvas a prevenir los virus estomacales?

Un virus estomacal, normalmente llamado gastroenteritis viral, es una infección en tus intestinos que puede provocar una gran variedad de incómodos síntomas. Aunque no hay un tratamiento efectivo para un virus estomacal, determinados estilos de vida y cambios en la dieta podrían reducir el riesgo de desarrollar este tipo de infección. Comer uvas o beber su jugo tiene determinados beneficios para la salud, pero no es una forma efectiva de prevenir el virus estomacal.

Virus estomacal

El virus estomacal suele contraerse a través de agua o comida contaminada o por el contacto con una persona infectada. Los síntomas más comunes son diarrea y vómitos. Podrías experimentar dolor estomacal, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos o fiebre moderada. La mayoría de la gente se recupera sin demasiadas complicaciones, pero dado que no puede ser tratado, es importante tomar algunos pasos para evitar contagiarte.

Uvas y jugo de uva

Las uvas y el jugo de uvas aporta muchos nutrientes importantes, como la vitamina C y el potasio y podría además tener determinados beneficios protectores. El jugo de uva podría reducir tu riesgo a desarrollar embolias, los niveles de colesterol, a evitar daño en las venas alrededor del corazón y a mantener un nivel de presión sanguínea saludable. Los antioxidantes de las uvas y el jugo de uvas podría ayudar a reducir el riesgo de enfermedad del corazón y aterosclerosis. Sin embargo, no pueden prevenir un virus estomacal.

Prevención

La manera más efectiva de prevenir un virus estomacal es lavarse las manos con regularidad. Frota tus manos con agua y jabón después de ir al baño o cambiar un pañal, antes de comer, después de pasar tiempo al aire libre y después de entrar en contacto con superficies que pueden albergar gérmenes, como las manijas de las puertas. El consumo de probióticos también pueden ayudar a reducir tu riesgo de contraer un virus estomacal. Los probióticos se encuentran disponibles en forma de suplemento, pero también se pueden encontrar en ciertos alimentos, como el yogur, miso y el chucrut. Pregúntale a tu médico antes de tomar suplementos probióticos para asegurarte de que son apropiados para ti. Evita los alimentos y bebidas que puedan estar contaminados y desinfecta las superficies en tu hogar para reducir aún más el riesgo.

Consideraciones

Hay muchos gérmenes que pueden causar un virus estomacal, y son muy contagiosos. Si alguien en tu familia tiene un virus estomacal, no compartas toallas, utensilios o platos. Esto puede ayudar a evitar la propagación de los gérmenes que causan el virus. Aunque las uvas y el jugo de uva no evitarán un virus estomacal, son fuentes saludables de vitamina C. La vitamina C que contienen puede ayudar a estimular tu sistema inmunológico, lo que podría reducir la gravedad de tus síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por susana lópez millot