¿Cómo ayudan tus sistemas muscular y esquelético a patear una pelota?

Un niño de 4 años de edad, puede deambular y golpear suavemente un balón de fútbol, ​​mientras que un jugador de élite puede patear a más de 70 mph (112 kmh) en la esquina de la red más allá de las manos extendidas del arquero. El músculo esquelético más fuerte del cuerpo, el cuádriceps, obtiene ayuda de los músculos en otros lugares para crear un impacto explosivo del zapato en la bola y lo que puede aumentar las fortunas de un equipo.

Etapas

La biomecánica de patear un balón de fútbol implica etapas, comenzando con el enfoque mientras corres hacia la pelota. Tu planta de pie se clava en el suelo un pie al lado de la pelota, y el talón de tu pie de pateo se balancea hacia atrás casi hasta tocar las nalgas en un proceso llamado oscilación de las extremidades de carga. Toda esa energía se reúne mientras la cadera se flexiona y la rodilla se extiende, seguido por el contacto del pie con el balón y el seguimiento. Tu torso se inclina hacia atrás, y el pie de pateo se eleva a cerca de la altura del pecho.

Características

Los extensores de la rodilla, que trabajan para enderezar la pierna, muestran la máxima actividad excéntrica, es decir la actividad mientras está la prolongación, durante la oscilación de las extremidades de carga. Tu cuerpo se prepara para transferir la mayor fuerza posible a la pelota. Los extensores próximos poderosamente se contraen para hacer pivotar el pie a la pelota. En el momento del contacto del pie, el 15 % de la energía se transfiere del balanceo de la pierna a la pelota, y el tendón de la corva utiliza el resto para frenar la extremidad hacia abajo. El seguimiento de alargar el tiempo hace que tu pie se mantiene en contacto con el balón y sirve para evitar lesiones mientras las fuerzas del movimiento de patada se disipan.

Actores musculares

En una patada pie derecho, los abdominales, erectores de la columna y el psoas mayor estabilizan el tronco. La flexión de la cadera derecha o inclinación es controlada por el recto femoral, el psoas, el ilíaco, grupo aductor y sartorio, el músculo oblícuo en la parte interna del muslo, asociado con las piernas cruzadas. La extensión de la cadera izquierda se guía por los músculos más grandes del cuerpo, los glúteos. Los poderosos cuádriceps extienden las rodillas izquierda y derecha, mientras que los flexores plantales flexionan el tobillo derecho. El deltoides, bíceps braquial y pectoral mayor mueven el hombro izquierdo anterior hacia la línea media del cuerpo. Durante el seguimiento a través de los isquiotibiales, glúteos y piramidal, rotan y extienden la cadera derecha, mientras que el grupo de los tendones flexionan la rodilla derecha.

Factores de apoyo

Los órganos de los sentidos dentro de las articulaciones, los tendones y los músculos proporcionan información al sistema nervioso central acerca de tus movimientos, por lo que el cuerpo puede actuar sobre esta información para controlar los ángulos de las articulaciones y la participación muscular durante la patada y abordar la bola correctamente. Las caderas rotan a través de los planos frontales y horizontales. La rodilla normalmente pasa a través de 140 grados de flexión y extensión. Los brazos, extendidos a los lados, trabajan para ayudar a mantener el equilibrio colocando tu centro de gravedad sobre el pie de apoyo.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por blas isaguirres