¿Cómo ayudan los deportes a los niños en la escuela?

Los deportes y la actividad física generalmente juegan un papel importante en la experiencia escolar para muchos niños estadounidenses. Si bien hay beneficios al involucrar a un niño en programas deportivos organizados, también podría haber inconvenientes negativos. Supervisa y vigila la experiencia deportiva de tu hijo para asegurarte de que los aspectos positivos superen a los negativos.

Bienestar psicológico


Los niños que hacen deportes obtienen importantes beneficios psicológicos

Un niño que participa en el ámbito del deporte escolar está en condiciones de ganar importantes beneficios psicológicos, según Marianne Engle, psicólogo deportivo y profesor clínico auxiliar del New York University Child Study Center. Los niños que hacen deporte puede tener ansiedad y depresión disminuida. Los niños también pueden recibir un aumento de autoestima, lo que puede mejorar la confianza y el rendimiento escolar.

Interacción social


Los alumnos disfrutan de una mayor interacción social.

Los jóvenes que practican deportes en la escuela a menudo disfrutan de una mayor interacción social, reporta la National Association for Sport and Physical Education. La socialización que se produce con los deportes organizados puede ayudar a un joven a aprender habilidades efectivas para interactuar tanto con sus compañeros como con adultos. La cultura de compañeros que rodea los deportes organizados a menudo desempeña un papel importante en el entorno escolar. Cuando un niño se siente integrado en este entorno, su rendimiento escolar puede ser más fuerte.

Formación del carácter


Pueden desarrollar una fuerte auto-disciplina.

Los deportes pueden proporcionarle a tu joven una variedad de experiencias de formación del carácter, de acuerdo con la American Academy of Child & Adolescent Psychiatry. Los niños pueden aprender valiosas lecciones sobre cómo cooperar con otros y jugar justamente. Un niño también puede desarrollar una fuerte auto-disciplina cuando se esfuerza por aprender y superarse en un deporte. Si el joven utiliza esta auto-disciplina académica, puede mejorar el rendimiento escolar. La participación en el deporte puede mejorar el pensamiento crítico y también las habilidades de resolución de problemas.

Salud física y fuerza


Los deportes pueden mejorar el rendimiento escolar del niño.

Los niños necesitan actividad física diaria para mantenerse sanos y fuertes, aconsejan los Centers for Disease Control and Prevention. Con la participación en los deportes, tu hijo podría ser más fuerte, aumentar su resistencia, construir músculos y huesos saludables y controlar el peso. Los niños que se sienten abrumados o tensos con cuestiones académicas podrían beneficiarse de las actividades físicas relacionadas con las actividades deportivas. Después de quitarse la ansiedad y la tensión negativa, tu hijo podría sentirse más capaz de concentrarse en la escuela. Estos beneficios físicos a menudo tienen un impacto directo sobre el bienestar emocional, lo que puede mejorar el rendimiento escolar del niño.

Observa el aspecto negativo


Competencia insana.

A pesar de que hay muchas ventajas en la participación deportiva, mantente atenta a posibles aspectos negativos que podrían ocurrir. El enfoque de la participación en el deporte debería centrarse en las habilidades de aprendizaje, fomentar el trabajo en equipo y la diversión. Si la atención se centra en competencia insana, la experiencia podría ser negativo, advierte Engle. Tu continua participación puede asegurar que el niño mantenga su participación deportiva en perspectiva para mantener el aspecto positivo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por ariadna delgado