Qué ayuda cuando te quedas sin aliento al estar corriendo

Correr es un ejercicio que muchas personas disfrutan como una manera de mantenerse en buena forma física o como una forma de aliviar el estrés. Muchas veces, cuando comienzas a correr, todo parece ir bien, hasta que aceleras el ritmo o te enfrentas con una colina. El trabajo extra de correr más rápido o correr cuesta arriba hace que tu cuerpo quiera más oxígeno. Cuando te encuentres respirando con dificultad, debes saber que hay maneras sencillas para combatir ese estado de oxígeno reducido. Sin embargo, a veces la falta de aliento puede indicar un problema de salud y debes buscar ayuda médica de inmediato.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Disminuye tu velocidad de carrera. Al comenzar una carrera, siempre es mejor comenzar de manera más lenta para darle a tu cuerpo la oportunidad de entrar en calor. Si comienzas demasiado rápido, no sólo experimentarás dificultad para respirar más rápidamente, sino que también puedes lesionarte. Cuando corras a un ritmo más rápido, inhala y exhala por la boca para permitir que llegue más oxígeno a los músculos.

  2. Sube por las colinas. Si no puedes recuperar el aliento disminuyendo tu ritmo, deja de correr y camina colina arriba. Esto puede parecer una derrota, pero caminar te ayudará a recuperar el aliento y te permitirá seguir corriendo después de haber escalado la colina.

  3. Deja de correr y toma un descanso. Dependiendo del estado en el que te encuentres, puedes dejar de correr y caminar o detenerte por completo. Cuando comiences a correr nuevamente, empieza a un ritmo más lento e inhala y exhala por la boca.

Consejos y advertencias

  • Si tienes asma o asma inducida por el ejercicio y todavía estás sin aliento después de tomar tu medicación, también deberías buscar ayuda médica.

Más galerías de fotos



Escrito por janelle vaesa | Traducido por maría echenique